Denuncia de mala praxis en Oliva

Micaela estaba embarazada de cuatro meses. Cuando junto a un familiar asistió al Hospital Zonal de su ciudad porque acusaba vómitos y ya no creían que se tratara solo por ese “cuadro” y la fiebre manifestaba “algo más”, relató el abuelo de la joven de 18 años, Jorge Falconi. El hombre contó a un cronista de El Diario que “los médicos sugirieron que se trataba de eso, hace 45 días. Pasó cuatro días internada, pero la situación se extendió por un mes. A la fiebre y los vómitos se sumó un fuerte dolor en la zona del vientre, lo que preocupó más..., pero para los médicos todo recaía en el embarazo”. “Después diagnosticaron que tenía COVID-19, lo que no era; también arriesgaron que se trataba de una piedra en el riñón y después una infección en la vía urinaria”, apuntó Falconi. Indicó que Micaela “seguía con 40º de fiebre, así que le pedí al médico que la atendía que nos permitiera trasladarla al Hospital Pasteur de Villa María, y que no se enojara por el pedido, pero resulta que se negó. Así, el cirujano que estaba de guardia nos firmó el pedido y la pudimos traer”, detalló Falconi. Cuando llegaron al nosocomio regional, hace una semana ya, confirmaron lo que estaba entre las peores sospechas: “Le hicieron una endoscopía apenas llegamos y le diagnosticaron peritonitis. El cuadro mostraba mucha infección, el apéndice estaba reventado, pero el bebé seguía con latidos. Trabajaron mucho, con gran esfuerzo, pero días después tuvieron que practicarle un legrado”, narró el abuelo de la joven. Dijo además que “la infección sigue, lleva tres días de suero y con dadores de sangre, aunque ahora el médico nos dijo que se enmarca en una colonia la infección”. “Si continúa la fiebre, habrá que volver a cirugía”, añadió Falconi, lo que se definirá en la mañana de hoy. Indignado “Estamos con el corazón en la boca. Lo que los vecinos advirtieron sobre la atención en salud para la ciudad de Oliva, se está cumpliendo”, señaló Falconi, evocando las manifestaciones contra los traslados de personal, que tuvo sendas movilizaciones en caravanas. El abuelo insistió en que está “indignado por la situación”, adelantó que demandará al Hospital Zonal y sus autoridades, “porque es un desastre que se maneja de manera política”. “No se puede dirigir por teléfono una institución tan necesaria para la comunidad”, lanzó. Falconi aseguró que “hoy luchamos por la vida de mi nieta”, que “cuando cesa la fiebre está de buen ánimo”, pero que “mañana vamos a demandar al Hospital (Zonal) por mala praxis”. La peritonitis es generalmente infecciosa y puede ser mortal. Es ocasionada por una filtración o un orificio en los intestinos, así como por un apéndice reventado. Incluso si el fluido es estéril, puede presentarse una inflamación. Los síntomas suelen incluir dolor, sensibilidad, rigidez de los músculos abdominales, fiebre, náuseas y vómitos. Casi siempre se necesitan antibióticos y cirugía o drenaje. Fuente: El Diario

hweb23.png