Cuando el “Gato” Bujedo usó la 10 de Maradona por un ratito

Durante la Copa América de 1979, Pelusa debutó en un torneo oficial con el seleccionado argentino luciendo la 6, ya que "la suya" tenía dueño: Juan Carlos Bujedo. Diego Armando Maradona, el hombre que se transformó en sinónimo del 10, un día fue tan solo el 6. El futbolista que a lo largo de su carrera siempre estuvo ligado a ese número destinado a los talentosos, representó a la Selección Argentina luciendo una insólita camiseta con el seis estampado en su espalda. Fue en la Copa América de 1979, el único torneo oficial con la mayor en el que Pelusa no llevó el dorsal con el que se inmortalizó. Juan Carlos Bujedo es el nombre del lateral izquierdo cordobés que fue el único que pudo, al menos por un rato, separar al Diez de la diez. Aquella edición del certamen continental duró cinco meses, no tuvo una sede fija y no se respetaba una lista de convocados para cada encuentro. Tal es así que, por ejemplo, Brasil utilizó 37 jugadores durante la competencia y Paraguay, el campeón, 46. Por su parte, la Selección Argentina, que dirigía César Luis Menotti, venía de ser campeón del mundo un año antes y el entrenador decidió citar futbolistas pensando en un recambio para el futuro. Daniel Passarrella fue el único mundialista que estuvo presente. Por esos años Bujedo se desempeñaba en Racing de Córdoba, que en aquel entonces era una de las fijas en los Torneos Nacionales en los que el equipo de Nueva Italia mostró buenas campañas bajo el mando de Alfio Basile en 1978, 1980 y 1978. Por eso, Menotti, un técnico caracterizado por tener en cuenta al fútbol del interior, eligió a este defensor para la nueva etapa. Argentina integró el Grupo C de esa Copa América junto a Brasil y Bolivia y, para el debut en La Paz el 18 de julio, el oriundo de Río Segundo iría de titular con el diez; sin embargo, la altura lo complicó en la previa y su lugar fue ocupado por Miguel Ángel Bordón en el encuentro que terminó en empate 2-2.

hweb23.png