Berlín impone un toque de queda para el sector gastronómico

La capital alemana implementará una serie de restricciones por el creciente aumento de casos de coronavirus. Se dispuso este martes la imposición de un toque de queda durante horas de la noche para restaurantes y bares, con el objetivo de contener el aumento de casos de coronavirus que se registraron en la capital de Alemania. El alcalde de Berlín, Michael Mueller, indicó que los expertos habían señalado dos temas conflictivos que debían abordarse: grandes grupos de personas que no cumplían las reglas de distanciamiento social, y por otra parte, el tema de las reuniones en lugares cerrados. "El consejo mostró que tenemos que actuar con rapidez", dijo Mueller a periodistas y agregó que eran necesarias acciones para no llegar a una cuarentena total en la capital de Alemania, ya complicados por las restricciones por el coronavirus. De este modo, desde este fin de semana hasta fines de octubre, los restaurantes y bares tendrán que cerrar de 23 a 6. Además, las estaciones de servicio tendrán prohibido vender alcohol durante ese horario. También habrá un límite de 10 personas para las fiestas privadas en lugares cerrados. La ciudad es la más reciente capital de la Unión Europea en tomar medidas más duras para luchar contra un fuerte aumento en los casos de coronavirus, mientras que Fráncfort, un centro financiero, también anunció reglas más estrictas el martes. Fuente: Cba24n.

hweb23.png