Aprender Taekwondo, una disciplina y una forma de vida

En una entrevista con Hechos Media, Leonardo López, profesor de la Escuela Chul Hak San de Villa del Rosario, explica que es el Taekwondo, cuáles son los beneficios de practicarlo, y relata su historia y la de la escuela: a través de esta disciplina las personas aprenden no solo una disciplina, sino también una cultura y una forma de vida. “Yo soy de traslasierras, de la localidad de Cura Brochero”, explica Leonardo. “Empecé allá a hacer Taekwondo cuando tenía 17 años. Llegué a la graduación de cinturón negro y es ahí cuando me vengo a vivir para este lado. Estuve aproximadamente 4 años sin actividad, sin hacer nada, y después me fui a vivir a Sacanta. Cuando me vengo a vivir a Villa del Rosario es cuando encuentro un profe que venía de Córdoba, de la misma escuela que nosotros. Ahí retomé las clases de vuelta”. La Escuela Chul Hak San, donde Leonardo se formó y hoy trabaja, fue creada hace más de 35 años por Omar Severino, en Buenos Aires. A lo largo de ese tiempo se ha expandido por todo el país. EL TAEKWONDO “Es un arte marcial coreana, creada por Choi Hong Hi, un general coreano que en la época en que Japón domina a Corea es tomado como prisionero”, cuenta Leonardo. “Él ya practicaba karate y Taek Kyon. Después, con el tiempo, mezcla estas artes marciales y crea el Taekwondo, en 1965”. López enfatiza que esta disciplina no discrimina a nadie: “Nosotros tenemos cinco principios y tres pilares en nuestra escuela. Uno de esos pilares es enseñar a personas de todas las edades y de todas las regiones. No hay algo que impida practicar Taekwondo, le enseñamos a gente de todos los colores, de todas las religiones, tanto a hombres como a mujeres. Quien quiera aprender…” Uno de los aspectos de esta disciplina marcial que más llama la atención de quienes comienzan a practicarlo es la serie de valores a partir de los cuales se trabaja. Leonardo, por ejemplo, entiende que el desarrollo de una disciplina de trabajo es uno de los beneficios más importantes: “Es una de las virtudes que tiene el Taekwondo y es algo que a mí me atrapó muchísimo, la disciplina”. “Tenemos cinco principios. Y nos basamos mucho en eso, que son cortesía, integridad, perseverancia, autocontrol y espíritu indomable. Entonces eso fue lo que a mí me atrapó para empezar a hacer Taekwondo”. PRACTICAR TAEKWONDO EN PANDEMIA “Por lo general tenemos eventos en nuestra escuela”, cuenta el profesor Leonardo mientras observa a sus alumnos practicar distintas posturas. “Por ejemplo, el sábado que viene tenemos un seminario en Córdoba. Tenemos varios eventos durante el año pero este año estamos un poquito atrasados. El año pasado se retrasaron varios eventos debido a la pandemia. Entonces este año empezamos con algunos exámenes para que los chicos vayan pasando de graduación. Y tenemos eventos como por ejemplo el torneo. Los torneos que se hacen al principio, el torneo apertura y el torneo clausura. Y el torneo que se hace en Río Cuarto, en Villa Dolores, los regionales”. “Muchos dirían que fue un año difícil. Si bien muchos alumnos dejaron por eso, nosotros lo vivimos de otra forma”, continúa, ahora refiriéndose a 2020 y a las dificultades que enfrentaron debido a la pandemia. “En Oriente, la palabra crisis significa oportunidad. Entonces nosotros vimos una oportunidad para seguir aprendiendo, seguir creciendo y fomentando nuestra arte marcial”. “Nos instruimos... tenemos un grupo de profesores en Córdoba en el cual nos capacitamos para seguir enseñando y llevándole el Taekwondo a los chicos en las casas. Entonces, si antes teníamos, por ejemplo acá en Villa del Rosario, solo dojang, que es como se llama el lugar de práctica, cuando fue la pandemia teníamos más de diez lugares, más de diez dojanges en Villa del Rosario prácticamente. Imaginate en toda la provincia y en todo el país”. Como muchas otras actividades y espacios, la Escuela Chul Hak San debió adaptarse a las medidas sanitarias. Esto implicó, por supuesto, encontrar alternativas a la presencialidad. “Yo daba clases por Zoom, y cada chico practicaba en su casa. Como te digo, a muchos chicos no les gustaba mucho la modalidad Zoom porque, imagínate, venir del colegio y después seguir de nuevo en la pantalla. Pero no dejaron… Hubo otros que sí, se tomaron su tiempo y tampoco quisieron salir”. Sin embargo, explica, “nosotros acá, como se puede ver a la entrada, nos cuidamos. Usamos alcohol en gel, acatamos el tema del distanciamiento. Como verás, tenemos a los chicos que trabajan cada uno en su cuadrado, no hay contacto. Y cuando tienen que trabajar de algún otro modo, enfrentados, usan el barbijo”. Leonardo destaca, especialmente, el esfuerzo de los alumnos y sus familias en el contexto de la pandemia “se animaron a seguir y a no bajar los brazos, que eso está buenísimo y eso nos da un poquito más de ánimo para seguir, a nosotros como profes”. Comenta, por ejemplo, que hoy la escuela cuenta con dos nuevos cinturones negros: “Hay dos chicos que rindieron para cinturón negro en diciembre del año pasado, cuando recién estabamos volviendo a las clases precenciales. Osea que son cinturones nuevitos nuevitos. Y antes tuvimos un examen de cinturones de colores en los cuales los chicos pasaron de graduación”. EXPANDIRSE Y CRECER “Yo estoy dando clases en Sacanta ahora. Estuve dando clases en Luque, en Calchín Oeste y en Sacanta. En un momento estuve en cuatro lugares, en cuatro localidades, dando clases”. Hoy algunos de esos espacios se cerraron, pero la idea de Leonardo es poder volver a ocuparlos y llevar la disciplina a nuevos lugares: “La idea es expandirnos, ir a otros lugares para poder mostrar nuestra formación”. “Si querés empezar lo podés hacer desde hoy nomás”, asegura. “Mantenemos nuestras líneas de contacto a través de las cuales la gente consulta... La gente siempre te dice ‘quiero ir a ver’. No, nosotros le decimos ‘vení preparado para hacer la clase. Verlo desde afuera es una cosa y hacer la clase es totalmente distinta. Y si no te gusta te podés sacar la duda’”. CONTACTO Comunicate con la Escuela de Taekwondo Chul Hak San, por teléfono: +54 9 3533 43-2049, a través de Instagram y Facebook. Dirección: 25 de mayo 160 (salón de UOMA)

Aprender Taekwondo, una disciplina y una forma de vida