1 de mayo, Día Internacional del Trabajador

Un 1 de mayo de 1886 marca un quiebre en la historia de lucha del movimiento obrero organizado. Chicago, Estados Unidos, una de las ciudades con más habitantes y la mayoría obreros, fue la sede donde un grupo de obreros comenzaron una huelga bajo el lema “Ocho horas de trabajo, ocho horas de ocio y ocho horas de descanso”. Esto llevó a que se produjeran movimientos con el fin de acortar las extenuantes jornadas laborales, que podían ser incluso de hasta 18 horas. En ese marco, los enfrentamientos entre la policía y los trabajadores fueron sangrientos. El conflicto continuó y el 4 de mayo se convocó una concentración en la plaza de Haymarket, produciéndose la Revuelta de Haymarket. La jornada concluyó con la trágica muerte de sindicalistas anarquistas, que más tarde fueron llamados “los Mártires de Chicago”. En honor a ellos, que lucharon por una vida digna para todos los trabajadores y trabajadoras, a nivel mundial se conmemora el día Internacional del Trabajador. Esta actitud los llevó a conseguir derechos como la reducción de la jornada laboral a ocho horas, seguridad social para los trabajadores, igualdad salarial y salario mínimo, vacaciones, bonificaciones, pago de días festivos, derecho a la Asociación Sindical y derecho a la huelga, entre otros. Actualmente, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), creada en 1919, es una agencia tripartita de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que reúne a gobiernos, empleadores y trabajadores de 187 estados miembros. Su objetivo es fomentar el trabajo digno, elaborar políticas y programas que lo promuevan, y estimular la protección social del trabajador.

1 de mayo, Día Internacional del Trabajador