• HECHOS

Suman 29 detenidos en la mega causa por defraudación con facturas apócrifas

Tres investigaciones coordinadas por los fiscales Senestrari, Hairabedián y Viaut pusieron al descubierto una mega estafa al estado.

Son tres investigaciones coordinadas por los fiscales Enrique Senestrari, Maximiliano Hairabedián y Luis María Viaut. Participaron 350 agentes de Afip en los procedimientos, además de Gendarmería Nacional y Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Se detectó facturación electrónica apócrifa en nombre de personas insolventes para generar crédito fiscal ante Afip y así evadir IVA y Ganancias. Los números son exorbitantes: facturación por más de $3.100 millones. Se investigan 130 usinas de facturación apócrifa que fueron utilizadas por “clientes” a los cuales también se está investigando.

Los delitos imputados involucrados son: “asociación ilícita”, “alteración dolosa de registros”, “evasión tributaria” y “administración fraudulenta en perjuicio de la Administración Pública”.

Los Allanamientos realizados fueron: 56 en las siguientes provincias: 41 en Córdoba (27 Córdoba Capital, 1 Mendiolaza, 2 Malagueño, 1 Jesús María, 1 Saldán, 2 Hernando, 1 General Cabrera, 3 Arias, 3 Villa María); 5 en CABA; 3 en Buenos Aires (1 Olivos, 2 Bella Vista); 1 en Santiago del Estero, (5 San Francisco y alrededores) y 1 en Santa Fe. Estos procedimientos se realizaron tanto en casas de familia, estudios contables, oficinas de empresas y entidades públicas y en Chaco.

La investigación comenzó en el año 2019 a partir de recurrentes denuncias por pérdida o sustracción de clave fiscal y cambio de categoría ante la AFIP de monotributistas y personas en situación vulnerable que por ese motivo no podían acceder a beneficios sociales como el IFE o la AUH.

El fiscal Enrique Senestrari explicó en qué consiste la maniobra detectada a partir de usinas de facturas apócrifas.

“Comenzó con las denuncia de personas vulnerables que se presentaban a la Fiscalía a manifestar que habían perdido su clave fiscal, que alguien se la había sustraído y le habían cambiado su condición de inscripto ante la Afip. Personas que tenían beneficios como el IFE o la Asignación Universal o monotributistas la categoría más baja de todas”, dijo el funcionario.

“Estas personas quedaban en condición de no poder acceder a los beneficios del Estado porque habían sido convertidos en empresarios y facturaban operaciones que no existían”, completó.

Y añadió: “Recurrimos a Afip le pedimos su participación pusieron mucha gente a trabajar con abogados de Gendarmería Nacional y Policía de Seguridad Aeroportuaria llegamos a la conclusión de que había una serie de usinas que son personas dedicadas a fabricar estas facturas falsas y a reclutar sea pagando o robando a personas para este cambio de clave fiscal y generaban decenas de miles de facturas de operaciones comerciales que jamás se realizaron y esas facturas eran vendidas a empresarios inescrupulosos que para bajar sus impuestos las utilizaban declarando a las facturas gastos de la empresa y con eso disminuir el IVA”.

Hubo 90 allanamientos entre Córdoba, San Francisco, 30 personas detenidas, gran cantidad de información, soporte informático, dinero, y ahora faltan indagatorias y resolución de quienes van a quedar detenidos y apertura de toda la prueba.

Fuente: Radio Nacional


117 vistas
hweb23.png