• HECHOS

Sin casos en los Departamentos Río Segundo y Río Primero


El virus suma casos cada día en Córdoba. Pero su avance no se dibuja parejo en el mapa provincial: en 13 de los 26 departamentos que lo componen no había hasta ayer ni un solo caso confirmado.

Son cuatro departamentos de la franja central (Juárez Celman, Tercero Arriba, Río Segundo y Río Primero), más cinco del arco norte (Ischilín, Totoral, Tulumba, Sobremonte y Río Seco), y los cuatro de Traslasierra, al oeste (San Javier, San Alberto, Pocho y Minas).

La Capital, que concentra el 40 por ciento de la población, sumaba ayer el 33,6 por ciento del total de los contagios detectados.

Entre las 10 ciudades mayores del interior, sólo dos no registran ninguno: Río Tercero y Villa Dolores.

En Río Cuarto, Villa María, Carlos Paz, San Francisco, Alta Gracia, Bell Ville y La Calera se contaron hasta ayer entre uno y 11 casos. En Jesús María no había ninguno propio, pero sí dos en Colonia Caroya, con la que comparte el mismo núcleo urbano.

Río Tercero y Villa Dolores le escapan al mapa, en principio, por una inicial razón de “suerte”: ninguno de sus viajeros recientes al exterior regresaron contagiados.

En ambos casos, además, sus zonas (departamentos) tampoco tienen casos.

Rio Tercero

Marcos Ferrer, intendente de Río Tercero (50 mil habitantes), arriesgó: “No somos los mejores por no tener hoy ningún caso ni seremos los peores cuando llegue. Creer que una ciudad o zona es inmune o tiene una receta sería mentirse”.

Admitió que ninguna de las más de 470 personas que arribaron del exterior e hicieron la cuarentena en la ciudad llegaron con el virus y marcó que a esa circunstancia le sumaron “políticas públicas subsidiarias de la central, que es el aislamiento”. Ferrer citó el trabajo diseñado para controlar con videollamadas tres veces por día a cada persona obligada a estar durante dos semanas aislada, y los controles permanentes en todos los accesos (de temperatura corporal incluidos) con policías y paramédicos, entre otras medidas.

“Hemos ido tratando de adelantarnos. También fuimos de los primeros en exigir los tapabocas en cualquier espacio fuera del hogar”, apuntó el intendente.

“Pero no hay que engañarse: no hay ciudad del mundo con escudo protector. Sabemos que llegará. Lo importante es que, en ese caso, no nos sature el sistema de salud”, agregó. Por estos días, ese municipio monta un “hospital de campaña”, en un salón de eventos, para atender una eventual demanda de casos no graves si se saturaran el hospital provincial y las tres clínicas privadas de la ciudad.

Villa Dolores

En Villa Dolores (35 mil habitantes), la intendenta Gloria Pereyra también agradece que ningún vecino que regresó del exterior dio positivo. “A esa fortuna inicial creo que la estamos ayudando con medidas”, planteó Pereyra.

“Declaramos la emergencia sanitaria dos días antes de que se decretara la cuarentena generalizada en el país”, marcó, y aseguró que fue de las primeras ciudades en imponer controles en sus accesos, que incluyen la toma de temperatura a cada persona.

En todo el Valle de Traslasierra no se cuenta un solo caso. Es una región completa en la que aún no entró el virus y que ofrece una ventaja respecto de las demás: está geográficamente más aislada, y con accesos más escasos.

La intendenta admitió que esa circunstancia ayuda a toda la región oeste para dar una mejor batalla. Incluso, está vedado el acceso a la zona de Villa Dolores desde la vecina provincia de San Luis, que por su cuenta directamente cerró todas sus fronteras.

Villa Dolores aprobó ayer la obligatoriedad del uso de tapabocas en la vía pública y se sumó al lote de más de 30 municipios cordobeses que resolvieron lo mismo.

“Aprovechando esa situación geográfica, si seguimos con todas estas medidas e incluso algo más estrictos aún, creo que en todas la región podemos lograr una alta contención del virus”, se entusiasma. “Yo creo hoy que si llega, serán casos aislados”, apuntó.

Los intendentes de Río Tercero y Villa Dolores están lejos de solicitar restricciones más flexibles, por no tener casos hasta ahora.

Cruz del Eje pidió aflojar

A la decena de mayores ciudades del interior le siguen otras dos, sin casos positivos hasta ahora: Marcos Juárez y Cruz del Eje.

Esta última fue la única, entre las grandes, que pidió a la Provincia contemplar alguna flexibilidad para su actividad comercial, comprometiéndose a mantener controles de accesos y otras medidas. La solicitud fue denegada por el Gobierno cordobés.

Ningún pueblo tendrá menos restricciones

Algo más de 20 municipios y comunas –de las 427 existentes en Córdoba– solicitaron o consultaron al Gobierno provincial alguna flexibilización local a las medidas de restricciones impuestas por la cuarentena general. El presidente Alberto Fernández había anticipado que podrían evaluarse, a pedido de los gobernadores, eventuales excepciones en puntos específicos.

“Córdoba continuará con la cuarentena y no pedirá excepciones al Gobierno nacional”, marcó la Provincia ayer en un comunicado.

Desde el Ministerio de Gobierno se ratificó a este diario ese criterio para todo el territorio provincial, y se precisó que recibieron una veintena de consultas, sobre todo de pueblos chicos, de zonas sin casos positivos.

Fuente: La Voz

hweb23.png