• HECHOS

Ricardo Manera: “Esta pandemia nos ha dejado a nivel mundial muchas enseñanzas”

El 10 de diciembre se cumplió el primer año del segundo mandato de gobierno, encomendado por los ciudadanos de Villa del Rosario para el periodo 2019-2023, del intendente Ricardo Manera. 2020, sin embargo, fue y será un hito en la historia de la humanidad toda, sumiendo al mundo entero en una experiencia sin precedentes.

Para conocer el punto de vista en particular y el balance en general acerca de cómo afectó a la ciudad de Villa del Rosario, hemos dialogado mano a mano con la máxima autoridad local.

El 10 de diciembre se cumplió el primer año del segundo mandato de gobierno, encomendado por los ciudadanos de Villa del Rosario para el periodo 2019-2023, del intendente Ricardo Manera. 2020, sin embargo, fue y será un hito en la historia de la humanidad toda, sumiendo al mundo entero en una experiencia sin precedentes.

Para conocer el punto de vista en particular y el balance en general acerca de cómo afectó a la ciudad de Villa del Rosario, hemos dialogado mano a mano con la máxima autoridad local.


Intendente Ricardo Manera, en marzo pasado, durante su discurso ante el Honorable Concejo Deliberantes, se trazaron los lineamientos de lo que hubiera sido el año que está concluyendo. Respecto a esa propuesta ¿Qué de lo planteado ahí se pudo realizar?

Bueno… muchas cosas, quizá con un poco de retardo, fundamentalmente lo que fue la parte de obra pública. Hemos comenzado algunas obras, algunas las hemos concluido y otras indudablemente van de acuerdo a lo planificado, con algún retardo. También en este aspecto hemos tenido que hacer algunos cambios porque indudablemente que esta pandemia nos ha dejado algunas enseñanzas y dentro de ellas es que esta nueva realidad nos obliga a generar mayor espacio para que las personas puedan caminar libremente. Esto nos ha obligado a replantearnos algunas de las obras públicas, algunas ciclovía que no teníamos proyectada, el hecho de que estamos trabajando en el ensanchamiento de algunas veredas a efectos de que los comercios de gastronomía, puedan desarrollar sus actividades, dentro de los protocolos.

En cuanto a lo que es la actividad artística y cultural, nuestra ciudad posee una importante comunidad artística que fue afectada por la pandemia. Por eso implementamos el programa Cultura Activa, donde no solo pudieron participar todos los actores reconocidos y más visibles, sino que esto nos permitió encontrar muchísimos otros artistas, en otras aristas de la cultura, que no los teníamos visibilizados. Este programa fue clave para sostener la actividad y fue algo muy bueno que nos dejó el Covid. Pero indudablemente que las actividades culturales y las artísticas, como nos tenía acostumbrados la ciudad, han tenido alguna limitante y en algunos casos prácticamente no han tenido actividad. Pero bueno, creo que en general, si Dios mediante pronto tenemos la vacuna y nos enfrentamos a una nueva normalidad, creo que rápidamente podremos alcanzar volver a nivelar estas actividades que por ahí no han sido desarrolladas durante este año.

De cualquier forma creo que poniéndonos en perspectiva de lo que parecía que iba a ser el año en abril, cuando tuvimos la parte más crítica, yo creo que hemos hecho más de lo que en aquel momento percibimos que podíamos hacer. Lo importante de esto es que yo creo que esta pandemia nos ha dejado a nivel mundial muchas enseñanzas y creo que estará en nosotros, fundamentalmente en los que tenemos responsabilidad de gobierno, poder aprender de esta situación que habíamos subestimado en muchos casos, no solo en nuestro país sino en el mundo entero.


Ricardo, ¿cómo evalúas lo que pasó hasta hoy en la ciudad, específicamente respecto a la pandemia?

Yo creo que en el mundo, y en la región, hemos sido privilegiados porque nosotros logramos activar, casi a los 21 días del comienzo de la cuarentena, casi el 80% de la actividad económica.

Eso permitió que durante seis meses y medio, siete, la ciudad estuviera en actividad. Salvo algunas excepciones como eran la actividad de las guarderías, por nombrar alguno, o la organización de eventos, todo lo demás estuvo funcionando prácticamente normalmente. No solo aquí sino en la región. Y bueno, eso ha hecho que en la actividad económica dentro de la ciudad, el efecto de la pandemia no haya sido tan devastador como en otros lugares.

Y en cuanto a lo que es la pandemia, creo que aquí tuvo un rol muy importante el COE local, que trabajó muy bien. Nos mantuvimos casi 7 meses sin casos positivos dentro de la Ciudad, con un esfuerzo increíble de todo el equipo de gestión que trabajó sin descanso y nos permitió gestionar toda la delicada situación sanitaria.


¿Qué podés contarnos de la actuación del COE a nivel local?

La verdad que si hay algo que podemos destacar en esta pandemia es la actuación del COE a nivel local. En la época en que tuvimos el pico, prácticamente hubo 24, 25 personas trabajando, entre la gente que estuvo en lo que es atención telefónica, más el cargado de los datos. Y han trabajado, en algunos casos, hasta 16, 17 horas. Así que realmente el trabajo que hizo el COE ha sido extraordinario. Además estuvieron los voluntarios, los bioquímicos, los enfermeros que trabajan como voluntarios, gente de todas las instituciones.

Y por supuesto, un agradecimiento muy grande no solo a las personas del COE local sino a todo el equipo de gestión. Yo siempre lo digo, realmente ha sido fundamental el trabajo en equipo. Y en eso, sabemos que el equipo de gestión nuestro ha sido un equipo bastante chico. El equipo de secretarios que yo tengo trabaja incansablemente más allá de las horas que le corresponde, sin mirar si es sábado, domingo o feriado. Y yo tengo muchísima confianza en ellos, siempre se los digo: “no hay peor decisión que aquella que no se toma”. Ellos tienen la libertad para actuar en el caso de que sea necesario, por supuesto dentro de un marco de lineamientos generales básicos, que mantienen unida a todas las áreas y que guían la toma de decisiones.

En este fin de año, realmente un agradecimiento enorme a todo el equipo de gestión, que le pone el cuerpo, el alma y la vida al trabajo que hacen día a día. Lo que hacemos como gestión, no depende de mí como intendente sino de todo el equipo.


Intendente, en el mismo contexto ¿Cómo evalúa lo que hizo el Gobierno Nacional en la gestión de la pandemia?

Indudablemente que si hoy tuviéramos que tomar decisiones, tanto nosotros como el gobierno nacional, seguramente no volveríamos a cometer los mismos errores. Está claro que hubo un error en haber cerrado tanto esta cuarentena que algunos llaman cuarentena eterna. Eso indudablemente trajo un efecto no deseado que fue el golpe a la economía, que también está siendo muy grave en el ámbito de la Nación. Pero no es echarles la culpa, es decir, creo que fue algo totalmente nuevo para todos. Seguramente con el diario del lunes es más sencillo, pero creo que podríamos haber resuelto situaciones de manera distinta.


Intendente, y a nivel provincial ¿Cómo evalúa la gestión de la pandemia? ¿Qué errores y aciertos puede destacar?

Lo primero que se me ocurre es decir que la pandemia hizo lo que muchas veces, íntimamente, todos deseamos, qué es trabajar en equipo. El gobierno trabajó con todos por igual y eso fue un acierto. Y es algo que se debería quedar de la pandemia. Yo creo que eso fue un gran acierto de todos, porque todos en esta pandemia perdimos algo.

Los que más perdieron fueron quienes perdieron un ser querido, pero todos perdimos. Parte del trabajo algunos, todo el trabajo otros. Y eso creo que nos tiene que dejar una enseñanza. Y yo creo que esta forma de trabajar todos juntos, fue buena y nos permitió llegar bien. Y creo también que quienes en algún momento quisieron usarlo para la política, no le sirvió y deberían entender que no hay más lugar para esas avivadas.


¿Cómo calificarías, o cómo ha sido tu relación este año con los demás poderes del gobierno a nivel local? Ya sea con el Concejo Deliberante o con el Tribunal de Cuentas.

La verdad es que yo creo que en esto nosotros tomamos una decisión apenas comenzó la pandemia que fue la de generar este Órgano Multipartidario Social donde todas las ayudas sociales, tanto públicas como privadas, se canalizaron por medio de este órgano. Y esto me parece que fue muy saludable y debo reconocer que la oposición se comportó muy bien. Acompañó y me parece que fue un acierto porque en otros lugares no lo hicieron.

Quiénes trabajamos así (que no fue sólo en Villa del Rosario) creo que acertamos. Esto permitió que no tuviéramos inconvenientes, no le faltara nada a la gente, por lo menos lo básico. No se manipuló nada y creo que fue un ejemplo de convivencia política entre todos. La verdad que eso lo rescato. Y si tengo que agradecerle a la oposición, se lo agradezco, porque la verdad se comportaron muy bien.


¿Qué opinión tienes sobre el comportamiento de los vecinos durante estos meses?

Mirá, ha habido distintas etapas, hay distintas realidades para entender. Yo creo que hay que entender la situación de los vecinos. No es lo mismo la situación de la persona que es un empleado público, o cualquier empleo que tenga garantizado su sueldo aunque deban quedarse en casa, que aquellos que tienen que salir a trabajar todos los días para traer un peso a su casa. Entonces la visión es distinta: unos quieren que se cierre todo y otros quieren salir a trabajar y que esté todo flexibilizado.

En este contexto creo que los vecinos se han comportado muy bien. La gran mayoría entendió que la responsabilidad social es lo más importante y aguantó. Y siempre, como en todas las sociedades, hay algunos que no están dentro de ese sistema y no estaban de acuerdo. Pero creo que la gran mayoría compartió, acompaño y creo que a eso se debe el éxito.


Ricardo, si tuvieras que destacar un momento difícil de este año, el peor momento te tocó pasar ¿En donde pondrías el foco? Y en el otro extremo ¿Cuál fue la mayor alegría?

Tanto uno como otro no ha habido uno solo. Me parece que el no poder despedir a los seres queridos que fallecieron, que les tocó partir en este año ha sido algo difícil. Y no sólo para mí, lo digo como intendente pero me pongo en la piel de todos ¿no? Particularmente, nos tocó perder a un gran amigo. Fue mi preceptor cuando yo era alumno, rápidamente fuimos colegas, docente juntos. Yo lo acompañé en la Comisión de Turismo cuando él fue Intendente. Después él fue Director de la escuela en donde yo todavía doy clases. No haber despedido a un amigo cómo Juan Carlos fue un momento duro. Pero pongo esto en contexto porque seguramente le ha pasado a mucha gente. Esto es lo más difícil.

Cómo positivo, me parece que haber podido mantener la economía. Visto desde el contexto de marzo donde parecía que la economía se iba a morir, qué no íbamos a poder comprar los insumos médicos, eso fue algo que veíamos como imposible y finalmente no lo fue. Por supuesto tuvimos que trabajar mucho para eso, pero parecía que era un objetivo que no íbamos a poder cumplir, pero lo hemos hecho e incluso hemos superado las perspectivas que teníamos.


A propósito de eso… ¿Qué cosas quedaron pendientes por hacer y qué cosas sí se lograron?

Y bueno, creo que una deuda, propia de la naturaleza de esta pandemia, es no haber podido tener una actividad cultural. Esta ciudad tiene muchísimos artistas, muchísimos hacedores de cultura. Buscamos la vuelta para que hubiera actividad pero se nota la diferencia. Y volviendo al principio, respecto al comportamiento de la gente… Yo creo que los artistas de toda índole fueron un ejemplo en la ciudad porque aguantaron y están aguantando tanto tiempo sin expresar su arte, o expresándose muy limitadamente a través de las redes sociales.


¿Cuál es tu prioridad hoy?

Yo creo que las prioridades las podemos dividir en las inmediatas, las de corto plazo y las de largo plazo. Yo estoy muy preocupado por la situación de nuestros jóvenes. Estoy muy preocupado y estoy haciendo todo lo posible para encontrar una solución, un lugar donde nuestros jóvenes se puedan reunir porque entiendo que tienen necesidad, que todos tenemos necesidad, de reunirse. Eso es una prioridad hoy digamos.

Después tenemos algunas prioridades de mediano plazo que tienen que ver con trabajar en proyectos de desarrollo de la ciudad que teníamos planificados.

Y sí, estamos trabajando en algunos proyectos de más largo plazo que trascienden a nuestra gestión, que tienen que ver con un proyecto de desarrollo económico de nuestra ciudad. La idea es dejarlo plasmado y establecer un acuerdo político para que tengamos una visión de largo plazo. Es para que podamos tener una hoja de ruta más allá de quién esté sentado en este lugar que estoy sentado yo en la intendencia. Una hoja de ruta donde podamos trabajar sobre cinco, seis líneas, de proyección económica que tiene nuestra ciudad.

Y como última línea económica está el turismo. Parece una locura porque nuestro turismo de llanura muchas veces no cotiza en bolsa, si no hay montañas o no hay mares parece que el turismo no funcionaba, pero yo creo que esta pandemia nos va a dejar una oportunidad. Por un lado, estos lugares donde no hay tanta circulación de gente, donde no hay aeropuertos, donde no hay transporte público y dónde hay una mediana infraestructura de salud, van a ser lugares que va a buscar la gente no sólo para hacer turismo sino también para vivir. Y creo que eso es una oportunidad, lo hemos visto así en la región y estamos tratando de armar un corredor turístico. La idea es empezar con el turismo religioso que, como sabemos muy bien, es muy importante. El turismo rural y el turismo histórico. Y eso hará que la gente conozca nuestras rivera, la de Rincón, la de Costa, la de Capilla del Carmen, la de Arroyito, y podamos tener turismo sustentable, qué es lo que buscamos. Esta es la idea que tenemos a largo plazo.


Ricardo, para ir cerrando la entrevista ¿Qué recomendación le hacés a los vecinos de Villa de Rosario?

La primera recomendación es que tratemos de ser más tolerantes. Yo creo que esto no va a servir para la pandemia como para la postpandemia. Tenemos que entender que si queremos convivir en una sociedad, y nosotros ya somos casi más de 25.000 personas, y si no respetamos medianamente algunas normas de convivencia y dentro de esas normas de convivencia tenemos algún grado de tolerancia, va a ser muy difícil que podamos vivir.

Les pido tolerancia y, por supuesto, les pido esperanza. Creo que lo último que tenemos que perder es la esperanza y, como te decía recién, la pandemia nos trae una oportunidad.

Si hay algo que el mundo va a demandar después de esta pandemia van a ser alimentos saludables, almacenables con trazabilidad, que sepamos el origen. Y me parece que nosotros tenemos una oportunidad en eso. Nosotros somos productores de alimento y tenemos que buscar la forma de poder transformar esta oportunidad que tenemos de producir alimentos en nuestra región. Podemos ampliar la diversidad, podemos darle trazabilidad asegurando la seguridad y poder darle valor agregado que es lo que necesitamos para poder tener trabajo.

Entonces mi mensaje es que, más allá de que estamos cansados, debemos ser optimistas. Tenemos que disfrutar cada día, porque nos hemos dado cuenta de lo importante que es el tiempo y de que tenemos que tratar de disfrutar cada momento y valorar algunas cosas que antes de esta pandemia no las teníamos identificadas. Para definir, un poco tolerancia optimismo y tratar de encontrar y de reinventarnos.


Intendente ¿Quiere dejar un último mensaje?

¡Feliz fin de año y feliz navidad! Está bueno entender que la sociedad la construimos entre todos. Todos aportamos lo poco o mucho que tengamos. Quienes gobiernan hoy, hoy son oficialismo, mañana son oposiciones. Ese es el juego de la democracia. Pero en la medida en que entendamos en que una sociedad la construimos juntos, vamos a progresar.


Fuente: Hechos Media (Edición Diciembre, Anuario 2020)



hweb23.png