• HECHOS

Recién a fin de año volverá el transporte terrestre y aéreo


No existen condiciones sanitarias para la vuelta del transporte interprovincial terrestre y aéreo según el presidente y gobernadores.

El transporte interprovincial regular, terrestre y aéreo volverá recién a fin de año dado que no existen condiciones sanitarias que permitan anticipar su reactivación por la expansión de casos de Covid-19, según acuerdan el presidente Alberto Fernández y todos los gobernadores.

En un principio, el problema estaba en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), que llegó a concentrar el 92% de los casos de Covid-19. Pero en las últimas semanas estallaron grandes brotes en el interior. Y esto complicó el escenario.

Sin confirmarles que volverán a operar el 1° de octubre, el Gobierno habilitó a las compañías aéreas para que vendan pasajes abiertos o reprogramables. Y las empresas se largaron a hacerlo desesperadas tras cinco meses sin facturar.

La estrategia genera expectativas de reactivación y permite a las aerolíneas contar con algo de flujo de caja. Pero calificadas fuentes de Nación aseguraron a La Voz que “no hay margen alguno para que el cabotaje y el transporte terrestre interjurisdiccional regresen en un mes”.

Quien había generado las expectativas fue el ministro de Transporte, Mario Meoni. “Estamos trabajando para cuanto antes poder habilitar los vuelos de cabotaje”, dijo en una radio el domingo. Y arriesgó una fecha tentativa: “el 1° de octubre”. Pero los técnicos de su cartera lo relativizan.

Transporte y Salud están trabajando en los protocolos para las operaciones aéreas y los aeropuertos. Ante la consulta de La Voz, en la cartera que conduce Ginés González García fueron tajantes: “No hay que poner fecha alguna a nada”.

En Salud también señalaron: “Se podría ir reactivando hacia fin de año, desde diciembre”. Y explicaron que muchas provincias no tienen capacidad de terapia intensiva para soportar una disparada en la demanda. Con 10.000 contagios por día en el país, el Gobierno y los gobernadores no quieren arriesgarse a un colapso.

Ushuaia, por ejemplo, estaba teniendo tres frecuencias semanales con Buenos Aires. Pero el Gobierno provincial pidió bajar a una por el temor a que viajen personas infectadas y se generen brotes.

En Transporte van corriendo la posta para los vuelos regulares y los micros de larga distancia: la primera fecha de retorno fue el 15 de julio; la segunda, el 15 de agosto; después, el 1° de septiembre; de ahí se pasó al 1° de octubre; y miran a diciembre.

Por ahora, sólo se mantendrán los vuelos especiales que hay desde julio. En el caso de cabotaje, todas las provincias están teniendo conexión con el aeropuerto de Ezeiza. El Aeroparque está cerrado por obras.

La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) tampoco prevé el retorno de la operatoria regular local ni internacional. American Airlines, Air France, Lufthansa y KLM están teniendo frecuencias semanales con Estados Unidos, Frankfurt, París y Ámsterdam.

Aerolíneas Argentinas está volando a Madrid, Miami, Cancún, Nueva York, Bogotá, Lima, San Pablo, Asunción, Río de Janeiro y Montevideo. Air Europa programó cuatro vuelos de Ezeiza a Madrid para los domingos 6, 13, 20 y 27 de septiembre.

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) le pidió ayer al Gobierno que reabra el negocio aerocomercial porque la industria ya no está en condiciones de soportar la parálisis.

IATA (por sus siglas en inglés) es un instrumento para la cooperación entre aerolíneas que promueve la sustentabilidad del negocio. Solicitó a toda la región un reinicio más amplio de la aviación y también ayuda financiera para las aerolíneas.

Los últimos datos de IATA indican que en toda América Latina y el Caribe, la actividad medida en RPK (multiplicación del número de pasajeros que pagan por la distancia de cada vuelo) cayó un 87,5% anual en julio.

Peter Cerdá, vicepresidente Regional de IATA para las Américas, señaló que Argentina es ahora el mercado más grande de la región donde la aviación permanece suspendida e indicó que la industria ya no puede aceptar más aplazamientos de las fechas de reapertura.

“La industria necesita claridad sobre cuándo se pueden reanudar los vuelos, especialmente porque todos los protocolos de bioseguridad están en su lugar. LATAM Argentina ya dejó de operar y tres aerolíneas internacionales (Air New Zealand, Emirates y Qatar Airways) anunciaron que no reanudarán los vuelos a Argentina, afectando negativamente la conectividad del país una vez que se reabran las fronteras”, indicó Cerdá.

El empresario sostuvo en un comunicado de prensa también que la Argentina ya atravesaba una crisis económica antes del Covid-19 y expresó que el hecho de que varias aerolíneas internacionales ya hayan tomado la decisión de no regresar una vez que se levanten las restricciones, “muestra la falta de confianza en el mercado”.

Cerdá dijo que “la procrastinación continuada por parte del Gobierno reducirá aún más la conectividad internacional del país”. Y agregó: “Desde la perspectiva de la industria, no queremos que el país se convierta en una Venezuela más que a lo largo de los años ha pasado de ser uno de los mercados de aviación clave del continente a tener ahora una conectividad internacional muy limitada”.

Fuente: La Voz


hweb23.png