• HECHOS

Proyecto de UTEP apunta a desarrollar un millón de chacras


Entre las propuestas de la UTEP (Unión de Trabajadores de la Economía Popular), presentadas al presidente para emerger de la crisis, el Director de Radio La Ranchada, Marco Galán, explicó algunos de los puntos, haciendo hincapié en relación al desarrollo de «un millón de chacras».

«El día lunes de la semana anterior los movimientos populares tuvieron una reunión con el presidente, se presentaron un conjunto de propuestas para la crisis. Estuvimos hablando del millón de viviendas que es una de las propuestas concretas, es un mega programa habitacional. También hemos estado desarrollando una propuesta vinculada al salario universal que es un ingreso básico que se está pidiendo que tengan personas que están en la informalidad laboral» señaló Galán.

«Otra de las propuestas interesantes que vamos a desarrollar, está vinculada a un millón de chacras. La propuesta de pequeñas unidades productivas o medianas unidades productivas, que estamos planteando que se desarrollen en los distintos centros urbanos, los cinturones verdes, las zonas que están cercas de las ciudades».

En relación Córdoba y los cinturones verdes, el referente social destacó: «Córdoba ha tenido un cinturón verde muy bueno durante mucho tiempo que se fue desarmando, desarticulando, se fue expandiendo la ciudad y se destruyó toda esa posibilidad que teníamos de producción de verdura, de producción de carnes”.

«En ese marco, hay una idea que tiene como varias potencialidades, un proyecto que por un lado, cuando uno habla de un millón de chacras, estamos planteando que esto son unidades productivas que se van a desarrollar en las zonas rurales cercanas a las ciudades. Esto va a implicar que vuelva haber gente que quiera vivir y que viva en el campo, que trabaje en la producción de verduras, en la producción también de carne, hablamos de pollo, cerdo, distintos tipos de carne, que puedan abastecer el consumo local, el consumo regional».

«Va a ayudar muchísimo a reducir los costos, a poder llegar con alimentos producidos de una manera mucho más sana, alimentos que tengan que ver con las necesidades que tiene cada región reduciendo los costos, que muchas veces tiene la logística de traer una verdura o la carne de otro lugar, y tener una soberanía alimentaria en el sentido de que tengamos la posibilidad de producir los alimentos que se consumen en cada región, en cada ciudad, en cada pueblo. Recuperar esa capacidad que no es únicamente la producción de cereales, carnes y verduras, sino avanzar en lo que hace al proceso de industrialización», afirmó Galán.

Fuente: La Ranchada

hweb23.png