• HECHOS

Protocolo de recepción de cordobeses repatriados

En el marco de la contingencia mundial de pandemia por el nuevo coronavirus COVID-19, el Ministerio de Salud implementa un protocolo de actuación para abordar la situación de aquellos viajeros asintomáticos que provengan del exterior como refuerzo adicional al aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno Nacional, y que tengan domicilio en Córdoba.

El instructivo se basa en la contraindicación desde el punto de vista sanitario de aislar en un mismo lugar a personas que puedan estar infectadas con el virus con aquellas que probablemente no lo estén, especialmente en establecimientos no sanitarios.

El objetivo de esta medida es el manejo de las personas asintomáticas provenientes del exterior, para optimizar la utilización de camas hospitalarias, manteniendo el cumplimiento del aislamiento.

El protocolo prevé dos estrategias: En primer término, el aislamiento domiciliario obligatorio supervisado para todas las personas que vengan del exterior en cualquier medio de transporte. El mismo será supervisado por el servicio de asistencia domiciliaria establecida por el ministerio de salud, y por la policía de la Provincia de Córdoba y las Fuerzas Armadas, pudiendo imponer el uso de tobillera electrónica de seguimiento si se lo considera pertinente.

En caso de quebrantamiento a la cuarentena obligatoria domiciliaria se impondrá una multa que será dispuesta por el Ministerio de Salud. Esos fondos luego serán utilizados para el abastecimiento del sistema sanitario.

Por otro lado, se ha dispuesto el aislamiento en alojamiento extra hospitalarios obligatorio para los casos que no cuenten con posibilidades de aislamiento domiciliario supervisado, que se realizará en establecimientos hoteleros determinados por el Gobierno de la Provincia.


¿Cómo se activa el protocolo?

El ingreso de pasajeros a la provincia de Córdoba, sea por vía terrestre a la Terminal de Ómnibus o vía aérea al Aeropuerto Ingeniero Taravella, será controlado por el sistema sanitario, que estará a cargo de identificar los signos clínicos de COVID-19 y activar el protocolo.

Si a través del triage se identifican casos sospechosos, los mismos serán derivados a los hospitales de referencia. Asimismo, los contactos estrechos o aquellos con nexo epidemiológico, serán identificados para su posterior seguimiento.

El resto de los pasajeros asintomáticos serán trasladados a unidades de contención para corroborar todos sus datos de filiación y la posterior logística para el traslado a sus respectivos domicilios.

Las personas asintomáticas serán controladas durante su cuarentena a través de Telemedicina y, en caso registrar síntomas, se aplicará el protocolo de internación domiciliaria. Se realizará la evaluación correspondiente para asegurar el aislamiento en su domicilio y el resguardo de sus contactos estrechos. En este punto, en caso de no disponer el asilamiento domiciliario, se evalúa la posibilidad de brindar alojamiento en una institución hotelera.

En caso recurrir a alojamiento hotelero, el Gobierno de la Provincia suministrará la alimentación, elementos de aseo, medicamentos y otros a la persona en aislamiento. No se permitirá la salida del paciente de su habitación, y tiene prohibidas las visitas.

Al respecto, Alejandro Gauto, secretario de Coordinación y Gestión Administrativa del Ministerio de Salud, señaló que «el personal de los alojamientos hoteleros ya ha sido capacitado para brindarle la atención pertinente a los pacientes y con todas las medidas de seguridad correspondientes».

Fuente: Sumario Noticias