• HECHOS

Periodista argentino detenido en Bolivia genera preocupación en Israel



Facundo Molares Schoenfeld es un fotoperiodista detenido en Bolivia desde el 29 de noviembre del 2019, mientras cubría las elecciones para una revista argentina. Tras padecer de una insuficiencia renal, debió ser hospitalizado en estado de coma inducido. Mientras continuaba internado, y sus familiares sin la posibilidad de contactarse, personal policial presentó una orden de detención por doble homicidio, en un lugar donde no había estado, ni participado, y en donde no hay testigos del hecho. 

Diez meses después, Schoenfeld se encuentra con prisión preventiva en el penal de Chonchocoro – uno de los más peligrosos de Bolivia – a 4.500 metros de altura, sufriendo de hipertensión arterial, edema pulmonar, y la pérdida casi completa de visión del ojo derecho, acusado de doble homicidio en el marco de enfrentamientos en el Puente de La Amistad ubicado en el departamento de Santa Cruz. 

En este sentido, tras los pedidos de su padre, Hugo Molares, juez de Paz de Trevelin, Chubut, en una carta abierta al presidente Alberto Fernández, para que se inicie una gestión de repatriación de su hijo, el estado de Israel manifestó la intención de participar a favor de su liberación.

El presidente de la sección latinoamericana del partido Laborista Diego Sciretta, de origen argentino, se auto-declaró habilitado para movilizar a la comunidad judía internacional y al gobierno de su país ya que el fotoperiodista es de origen judío.

Por lo tanto, la necesidad de actuar fue comunicada a Amir Peretz, secretario general del partido laborista, ministro de Economía del Gobierno de emergencia nacional de Israel, ex ministro de Defensa, y ex secretario de la CGT israelí, quien inmediatamente puso a trabajar a su vocero personal Shay Gali, junto al Argentino Israelí y quien, al mismo tiempo, planteó que de ser necesario, la posibilidad de hablar con el Primer Ministro.


Dos actores políticos claves para la liberación de Facundo en Bolivia.


Asimismo, la Oficina de Asuntos de la Diáspora, el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Agencia Judía, también estudian el caso con objetivo de planear un rescate urgente del periodista preso.  

Israel tiene una política de estado de no abandonar a sus ciudadanos cuando sus vidas corren riesgo, más allá de su ideología política. Es por ello que el Estado y organizaciones judías rescataron miles de personas de las distintas dictaduras latinoamericanas. 

En cuanto a la situación en Bolivia, las últimas decisiones realizadas por el Juzgado, aumentaron la preocupación: se realizó una audiencia irregular en la que no cursó invitación al abogado defensor, se bloqueó el Zoom a familiares, amigos y organizaciones de derechos humanos; pero en la que, sí se colocó al ministro de Planificación de la actual gestión, el empresario cruceño Branco Marinkovc, quien apadrinó a Luis Fernando Camacho en toda su carrera y ahora se desempeña en la cartera.  



En la actualidad, se convocó otra audiencia para los próximos días, donde se repite la acción de no contactar al abogado defensor. Los familiares, amigos y organizaciones adquirieron la información de la misma por medio de un diario.  

Desde la defensa de Molares Schoenfeld, se pedirá la prisión domiciliaria hasta que se termine el juicio, ya que, aunque las condiciones para que se pida la libertad están dadas, y no hay pruebas en su contra, para que no se le niegue la libertad y regrese a prisión, se inclinaran por esa opción. 

En lo que respecta al Gobierno Argentino, el presidente Alberto Fernández y el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Exterior y Culto de la Nación, Felipe Solá se han mantenido sin expresarse públicamente sobre este caso, probablemente por la tensa relación con el Gobierno Boliviano, por tal motivo y según fuentes confiables, Diego Sciretta le habría planteado al Embajador Argentino en Israel, Sergio Urribarri que el Presidente solicite la mediación del Estado de Israel. 

De este modo, se acumularía la presión a la Presidenta de Bolivia y se accedería a la protección de Molares Schoenfeld, tanto en la cárcel como en tribunales. 




Organización solidaria


Finalmente, entre las iniciativas del partido Laborista de Israel, se hará un concierto solidario online internacional, en el que entre los músicos, participarán más de 15 países.

En el recital virtual no solo se reclama la libertad Facundo Molares, sino de todos los presos políticos, muchos de ellos detenidos por meses, sin un justo proceso judicial.


Fuente: Cohete a la Luna y Página 12.

hweb23.png