• HECHOS

Martín Gill “pidió” disculpas si alguien se sintió vulnerado



El intendente en uso de licencia, Martin Gill, habló con el noticiero de Uniteve, tras conocerse hoy su imputación por la presunta violación de la cuarentena al participar de una fiesta familiar.

Primero hizo referencia a su estado de salud y manifestó que se encuentra bien y tras el alta volvió a la actividad.

Consultado al respecto de si fue notificado de la imputación, Gill lo confirmó: “Se han dicho muchas cosas y entre ella se indicaba que se había abierto una investigación. Allí por el 14 o 15 de julio me puse a disposición e hice una presentación en la Fiscalía porque soy el primer interesado en que se sepa la verdad. Ni yo ni mis allegados hemos incurrido en un incumplimiento de la cuarentena”.

El actual secretario de Obras Públicas manifestó que ahora podrá realizar su defensa y reiteró que es el primero en querer que se sepa la verdad.

“Si el virus me tocó no fue por estar jugando al golf, sino por estar trabajando en la obra pública para enfrentar la pandemia”, expresó.

“Yo no había estado con ninguna persona que conociera que tenía el virus. Se trató de una transmisión comunitaria, aunque siempre tomamos todos los recaudos. Tampoco tenía ningún síntoma. Todas las semanas efectuábamos hisopados y como esto tardaba por el crecimiento de casos, se hacía también un examen de sangre. Con ese examen de sangre negativo me dirigí a mi ciudad, que es mi lugar de residencia. El lunes cuando estaba en la actividad, se me notifica del hisopado positivo, no obstante el examen de sangre negativo. Allí se hizo el contacto a todos los contactos estrechos inmediatamente”, explicó.

Gill además se refirió a todos los rumores que circularon estas semanas, principalmente respecto a su familia: “A mi mamá le han dado el alta y la han internado como 50 veces. Ninguno de ellos tuvo la enfermedad y han cumplido el protocolo en demasía”.

También se preguntó “a quien se le puede cruzar que uno puede querer poner en riesgo a las personas que más quiere, a su familia y a su ciudad”: “Esto ha significado mucho sufrimiento y dolor. A veces parecía más un deseo de enfermedad”.

Además, también pidió disculpas a todo aquel que se pudo haber afectado por todo lo ocurrido: “Me atrevo hasta a pedir disculpas si hay gente que se ha sentido vulnerada. Todo este tiempo he actuado con absoluta responsabilidad. Si aun teniendo la enfermedad no contagié a nadie es porque he extremado todos los cuidados que se podían tener”.

“Vuelvo a pedir disculpas si alguien se sintió agraviado. Lo comprendo. Me duele que se digan cosas que están muy alejadas de la realidad”, y manifestó el dolor que le causó a sus padres todas las cosas que se dijeron.

Fuente: El Diario

33 vistas0 comentarios
hweb23.png