• HECHOS

Los incendios no dan tregua en Córdoba



Lejos de haberse dominado los focos de incendios que se registran desde agosto pasado en distintos puntos del territorio cordobés, especialmente en el área serrana, ayer se vivieron horas de angustia cuando las llamas se aproximaron a la autopista que une Córdoba con Villa Carlos Paz.

Una estación de servicios, el propio peaje situado en esa vía rápida, así como varios campos militares, entre ellos el perteneciente al ex centro clandestino de detención La Perla, estuvieron a punto de ser presa de las llamas, de no haber mediado el esfuerzo y la profesionalidad de los bomberos voluntarios y brigadistas.

El principal frente ígneo hizo epicentro en Malagueño y se desplegó por la zona militar conocida como La Mezquita, por lo que la Policía debió cortar el tránsito por la autopista a raíz de la densa humareda que puso en riesgo a los transeúntes y a la escasísima visibilidad.

Los incendios, a su vez, también reaparecieron cerca de Capilla del Monte, donde el siniestro afectó al conocido Complejo El 44.

Asimismo, durante la mañana el combate contra el fuego continuó a 20 kilómetros de Río de los Sauces, en el paraje Huerta Vieja, donde la rotación del viento reavivó las llamas, de acuerdo a lo informado por el jefe de la Regional 5 de Bomberos, José Macías.

Mientras se informó que los incendios fueron extinguidos en Alpa Corral, Las Albahacas y El Chacay, durante el sábado pasado varios residentes pidieron ayuda para contener el fuego en la zona de Los Pinares, al punto que una vivienda sufrió daños totales y otras se vieron afectadas en forma parcial.

Macías precisó que se encuentran trabajando efectivos de las regionales 3, 5, 7 y 8 y que “queda un frente de dos mil metros en un pajonal y en campo forestado”.

Durante la mañana de ayer, el reporte oficial del Gobierno de la Provincia de Córdoba dio cuenta que se realizó el sobrevuelo de los aviones vigías sobre los sitios afectados, a la vez que se concretó el recambio de efectivos y el desarrollo de toda la planificación para enfrentar una nueva jornada de tareas que, desde hace varias semanas, mantiene sin descanso a bomberos y brigadistas.

Mientras hombres y mujeres iban arribando a los distintos sectores afectados, las aeronaves distribuidas en las pistas de Elena, Villa Dolores y Villa de Soto permanecieron en alerta de acuerdo a las necesidades que pudieran surgir en el terreno.

Otros focos -en zonas de La Paz y Cruz del Eje- continuaban sin actividad, aunque con muchos puntos calientes, por lo que se trabajó para evitar probables reinicios.

En Traslasierra, los bomberos se desplegaron durante todo el domingo en cercanías de La Paz, en la comuna de Luyaba; mientras que en el Departamento Cruz del Eje se controló la represa de Morales y Cruz de Caña.

Fuente: El Diario

9 vistas0 comentarios
hweb23.png