• HECHOS

La Nación lanza precios cuidados para la construcción



En su búsqueda por generar condiciones más beneficiosas, el Gobierno parece haber elegido a la construcción como el artífice para mitigar dos de los grandes problemas de la economía: la caída en la actividad y la brecha cambiaria. Además de los planes de obra pública anunciados la última semana, los funcionarios confían en el alcance del ProCreAr para que en los próximos meses se extienda la recuperación reflejada desde mayo. Sin embargo, esa ecuación también llega un poco más lejos. Al punto que en la Secretaría de Comercio, parecen anticiparse a un escenario que podría incluir una disparada de los precios en función de una aceleración de la demanda. Por eso, según pudo saber Ámbito, se trabaja contra reloj en ultimar los detalles para el lanzamiento del programa Precios Cuidados para el sector.

La experiencia no es nueva. Ya en 2014 la construcción había participado del programa. Según anticipó la secretaria de Comercio, Paula Español, la lista tendrá más de 100 productos fundamentales para reparaciones en el hogar que se podrán conseguir en alrededor de 500 bocas de expendio.

La visión del Gobierno es que esta política servirá como un complemento del ProCreAr y el Plan de Suelos. Pero, de todas maneras, Español aclaró que “el beneficio no será solo para las personas que accedieron al programa, sino para cualquier usuario que quiera hacer alguna obra en su domicilio”.

En el Ministerio de Desarrollo Productivo entienden que es fundamental mantener la estabilidad en los precios del ladrillo. En primer lugar, por el impacto multiplicador que la construcción tiene hacia una extensa cadena de valor. A eso se le suma la preocupación por los puestos de trabajo que estaría en condiciones de generar, pero además confían en que puede motorizar el traslado de dólares que muchos ahorristas tienen debajo del colchón hacia inversiones productivas. “Esto ampliaría la oferta de billetes en el mercado y ayudaría muchísimo a reducir la brecha cambiaria”, consignó un alto funcionario a Ámbito.

En el sector privado, coinciden con este diagnóstico. “Es un momento de muy bajo costo para construir. Quien hoy tiene dólares billete se encuentra con un precio de la construcción que está entre 25% y 30% por debajo de la media histórica”, sostuvo Pedro Brandi, presidente del Grupo Construya.

Si bien hay sintonía en cuanto a la potencialidad que el panorama cambiario ofrece para el sector, los empresarios ponen reparos al control de precios. “Lo que viene sucediendo responde a un posicionamiento de equilibrio entre oferta y demanda. Algunos precios están estancados y no sufren incrementos por baja demanda y los commodities reflejan sus variaciones con independencia de las variables interna”, indicó a este medio Daniel Mafud, presidente de la Confederación de PyMEs Constructoras. Pero advirtió: “Estos programas podrían generar más complicaciones a las presentes. La idea de establecer precios rígidos o cuidados podría fracasar como política”.

En la cartera que conduce Matías Kulfas argumentan que, a diferencia de Precios Máximos, este programa funciona con acuerdos. “Las empresas que participan de precios cuidados lo hacen de manera voluntaria”, señalan mientras ultiman detalles con el sector privado para realizar el lanzamiento en los próximos días.

Fuente: Ámbito

hweb23.png