• HECHOS

La mitad de los profesionales independientes en Córdoba perdió el 80% de sus ingresos


Casi la mitad de los profesionales independientes de Córdoba (45%) perdieron más del 80% de sus ingresos en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio por el Covid-19; y ocho de cada 10 perdieron más del 40%. Así se desprende del relevamiento realizado por el Observatorio de la Federación de Profesionales de Córdoba (FEPUC) entre 6.652 profesionales, en el período del 6 al 18 de abril pasado. Cabe destacar que el segmento de “independientes” conforman el 68% del universo del sector.

“Este estudio confirma la dureza del impacto económico. Y si bien todos los sectores se manifiestan afectados, son los profesionales independientes los que expresan situaciones que dan cuenta de la mayor vulnerabilidad en sus ingresos y garantías laborales”, afirmó la presidente de FEPUC, Nora Vilches.

Siete de cada 10 profesionales de Córdoba son “independientes”, es decir, facturan por sus servicios, ya sean monotributistas o responsables inscriptos, incluidos aquellos que tienen contratos y facturan mensualmente a un mismo cliente y por tanto no gozan de todos los derechos, beneficios y estabilidad de un asalariado.

“La situación de la pérdida de ingreso se agrava cuando vemos que el 70% de los profesionales de la provincia es el principal sostén del hogar. Entre las mujeres el 60% está en esa condición, mientras que entre los hombres es el 86%”, afirma el Observatorio de Profesionales de FEPUC. El informe precisa que la principal variable que determina la mejora de ingresos en el sector es la cantidad de horas trabajadas (a mayor cantidad de horas trabajadas por un profesional mayor es su ingreso). Con el aislamiento social obligatorio, la mitad manifestó trabajar “menos horas que antes”, el impacto negativo se acrecienta en los “independientes”, un 65% manifestó esta situación.

En materia de horas trabajadas, aquellos profesionales que están asalariados mantienen cierta estabilidad y garantías. En el segmento “asalariados” el 70% dijo que trabaja las mismas horas o más que antes, por lo tanto, mantienen sus ingresos mensuales. Un dato distintivo del relevamiento es que en la provincia predominan los monotributistas. Del total de encuestados, el 84% tiene alguna inscripción en AFIP. Mientras que el otro 16% incluye a los asalariados, becarios o trabajadores informales.

Según el relevamiento, entre los inscriptos en AFIP predominan los Monotributistas de categorías C en adelante (60%) y un 29% están en las categorías A o B. El 11% restante es responsable inscripto en IVA. Por otra parte, otro de los datos que genera mucha preocupación en el sector es la denominada relación de dependencia encubierta, los trabajadores que se encuentran en esa condición no tienen contemplados sus derechos laborales y, en esta pandemia, han sufrido despidos o se ven expuestos a ser despedidos sin indemnización o compensación alguna. De la encuesta se desprende que el 28% de profesionales se desempeñan en el sector público y de ellos, el 14% factura, recibe órdenes de superiores y cumple horario regularmente, es decir, se encuentra en una relación de dependencia encubierta. Lo mismo ocurre con el 15% de los profesionales que trabajan en el sector privado.

Asimismo, el relevamiento indica que seis de cada 10 profesionales independientes (58%) tiene que pagar un alquiler para ejercer su profesión, por lo tanto encuentra aquí otra dificultad en el contexto actual. Además, el 60% de los profesionales dice que no tiene las condiciones necesarias para trabajar desde su hogar.

Demandas urgentes la mayoría de los profesionales: 9 de cada 10, dijo no verse beneficiado con algunas de las medidas implementadas por el gobierno para paliar la situación. “Entre las principales necesidades que exponen y beneficios que piden para paliar la situación, figuran: la baja de impuestos o suspensión de los mismos (19%), el pedido de subsidios que compense los ingresos habituales (14%) y volver a trabajar (13%), entre otros como créditos blandos, mejores condiciones y equipamiento para tele trabajar.

“No hay duda de que las demandas del sector están claramente enfocadas en la disponibilidad de tener efectivo para canalizar sus gastos”, afirmó Vilches. Según el relevamiento, el promedio de ingreso de las y los profesionales de Córdoba era de $55.575 antes de iniciarse el aislamiento social, preventivo y obligatorio “con lo cual, a la luz de los resultados señalados anteriormente, desde mediados de marzo a la fecha, ese ingreso ha caído severamente en la mayoría de los profesionales”, concluyó Vilches.

Fuente: Punto a Punto