• HECHOS

Carlo Acutis, la autopista hacia el cielo


¿Quién fue Carlo Acutis?

Carlo nació el 3 de mayo de 1991 en Londres. Fue bautizado el 18 del mismo año, y en septiembre su familia se trasladó a Milán.

Ellos no eran practicantes, pero desde pequeño, Carlo demostró tener interés por las cosas de Dios generando que sus padres vuelvan de a poco a la fe. A los siete años pidió recibir la Primera Comunión y pudo hacerlo gracias a un permiso especial.

Amaba remontar barriletes, jugar en la naturaleza y con animales. Disfrutaba también jugar fútbol con sus amigos y jugar a la PlayStation.

Era un apasionado de la informática y tenía conocimientos muy avanzados para su edad, pero su gran amor era Jesús presente en la Eucaristía. Carlo asistía todos los días a misa y realizaba Adoración Eucarística antes y después de cada misa.

“La Eucaristía es mi autopista hacia el Cielo”, decía. “Somos más afortunados que los Apóstoles que vivieron con Jesús hace 2000 años”: para encontrarnos con Él, basta con que entremos a una iglesia, Jerusalén está al lado de nuestras casas”, decía también.

Se confesaba con frecuencia y afirmaba: “Igual que para viajar en globo hay que descargar peso, también el alma para elevarse al Cielo necesita quitarse de encima esos pequeños pesos que son los pecados veniales”. También rezaba diariamente el Rosario y decía: “María es la única mujer de mi vida”. En el colegio Carlo jamás ocultó su fe, e invitaba a sus amigos a ir juntos a misa y volver a Dios. En un cuaderno escribió: “La tristeza es dirigir la mirada hacia uno mismo, la felicidad es dirigir la mirada hacia Dios”.

“La conversión no es otra cosa que desviar la mirada desde lo bajo hacia lo alto: basta un simple movimiento de los ojos”.

A pesar de pertenecer a una familia acomodada, vivía de una manera muy austera. Con sus primeros ahorros compró una bolsa de dormir para un mendigo que veía siempre en su camino a misa. Por la noche solía llevar comida a quienes vivían en la calle, a veces parte de su propia cena.


Decidió utilizar sus conocimientos en informática para evangelizar, realizando una exposición sobre los milagros eucarísticos, tarea que llevó tres años, luego de viajar mucho y recopilar información. “Todos nacen como originales pero muchos mueren como fotocopias”, decía alentando a cada uno a hacer brotar los dones personales que Dios le dio.

También ayudaba en su parroquia como catequista. “Criticar a la iglesia es criticarnos a nosotros mismos”, solía decir. En octubre de 2006 fue diagnosticado con Leucemia fulminante del tipo M3, “Ofrezco Señor los sufrimientos que tendré que padecer por el Papa y por la Iglesia, para no tener que estar en el purgatorio y poder ir directo al Cielo”, dijo a sus padres. Falleció a los pocos días de ser diagnosticado el 12 de octubre de 2006 con solo 15 años. Dos días antes había pedido recibir la Unción de los Enfermos y la Eucaristía.

Carlo había predicho su muerte pocos meses antes, lo cual quedó registrado en un corto video. El día de su funeral, la iglesia y el cementerio rebosaban de gente; muchos de los que asistieron fueron personas sin hogar, a las que Carlo había ayudado sin que su familia supiese.

Su lugar favorito en el mundo era Asís y había manifestado su deseo de ser enterrado allí, por lo que sus padres accedieron a su pedido. Su fama de santidad comenzó a expandirse con rapidez por todo el mundo y el 12 de octubre de 2012 se abrió su causa de beatificación y canonización. El Papa Francisco lo declaró Venerable el 5 de julio de 2018, y lo nombró como ejemplo para los jóvenes en su Exhortación Apostólica Christus Vivit. El 6 de abril de 2019 sus restos fueron trasladados al “Santuario del Despojo”, en Asís, lugar donde San Francisco de Asís dejó todo para seguir al Señor”.

Su cuerpo descansa en un monumento sepulcral en la nave derecha del Santuario, donde cientos de fieles le rinden homenaje. El 22 de febrero de 2020, el Papa Francisco aprobó su milagro atribuido a la intercesión de Carlo. Se trata de la curación milagrosa de un niño que padecía una anomalía congénita, en Brasil.

Carlo Acutis será beatificado el próximo 10 de octubre en Asís, Italia.


“Estar siempre unido a Jesús: ese es mi proyecto de vida”.


Fuente: Claudia Alejandra Aguirre



hweb23.png