• HECHOS

Habrían caído fragmentos de un meteorito en Villa Nueva


En barrio La Reserva se encontraron con algo para lo cual no encuentran explicación aún. Un particular orificio sobre una baldosa despertó conjeturas que derivaron en una investigación mediante la cual se está buscando determinar qué fue lo que lo ocasionó, aunque la hipótesis es elocuente: habrían caído fragmentos de un meteorito.

Un meteorito es un meteoroide que alcanza la superficie debido a que no se desintegra por completo en la atmósfera. Quienes residen en la propiedad donde se dio el hallazgo definieron la situación como “algo insólito” y recordaron que el jueves por la noche la vecina habitante del dúplex sintió un intenso dolor de cabeza. Horas más tarde, al salir del hogar, se dieron con la situación que describen mejor las imágenes que acompañan esta nota.

Lo que hicieron rápidamente fue acudir a Sergio Scauso, un villamariense que se define como astrofotógrafo aficionado que semanas atrás fue premiado por la propia Administración Espacial Aeronáutica de Estados Unidos (NASA) por una fotografía suya del momento en el que Marte se oculta tras la Luna.

El agujero no es de grandes dimensiones, pero sus características llamaron la atención de sus ocupantes

Quien también es docente de la UTN Villa María prefirió bajar el peso de las especulaciones y poner paños fríos al asunto al ser consultado por El Diario. “No hay nada concreto todavía”, resumió y describió que “por ahora es un pequeño pocito en el mosaico”.

Scauso reconoció que sacó material para que eventualmente se lo investigue y que además envió los datos a un profesional de la Geología en Córdoba, “pero hasta ahora el informe de él es que no pasa nada, según él no es un meteorito”.

“Esto pasa como con los ovnis, cuando no se sabe qué es, se cree que todo es un ovni. En este caso simplemente no sabemos de qué se trata o qué es lo que ocasionó eso, pero no le podemos dar significado aún”, planteó.

Según pudo saber este medio -por los propios involucrados-, en el hipotético caso de que se confirme que es un fragmento de meteorito lo que allí cayó y provocó el hundimiento en el mosaico de la parte externa de la vivienda, sería el primer caso en Sudamérica en que sucede algo así en una zona urbana.

Según sitios especializados en la temática, el jueves un fragmento grande de meteorito rozó la Tierra y no se advirtió hasta después de qué pasó. El mismo día en que la vecina de La Reserva dijo sentir el intenso dolor de cabeza.

Específicamente, el Observatorio Astronómico Sormano, NEOExchange y Bill Gray, que son las fuentes citadas, indicaron que el jueves “los telescopios del proyecto ATLAS, un sistema de alerta temprana de impactos de asteroides, detectaron durante sus observaciones rutinarias un asteroide cuya designación provisional es A10sHcN. Integrando las observaciones de otros dos observatorios se pudo determinar su órbita, y se descubrió que apenas unas horas antes, a las 17.19 (TU), había pasado a unos 373 kilómetros de la superficie terrestre, sobrevolando el océano Pacífico sur y la Polinesia Francesa”.

A esto, sumaron que “según los cálculos de los italianos Francesco Manca, Piero Sicoli y Augusto Testa del Observatorio Sormano, el asteroide tendría entre 5 y 11 metros de diámetro y se habría acercado todavía más, apenas a 180 kilómetros de la superficie terrestre”.

“Este encuentro cercano con nuestro planeta acortó la órbita del asteroide, que hasta entonces se desplazaba entre las órbitas la Tierra y Marte, y a partir de ahora lo hará entre las órbitas de Venus y la Tierra, con encuentros bastante más frecuentes con nuestro planeta” agrega el informe.

Finalmente, indican: “Con un brillo de magnitud 19, se estima que este asteroide tiene un diámetro aproximado de 6 metros. Si bien la Tierra recibe impactos de asteroides de ese tamaño varias veces al año, este es el paso más cercano de un asteroide detectado hasta ahora que no haya resultado en un impacto, superando ampliamente al paso de 2020 QG que reportábamos el pasado 16 de agosto”.

Fuente: El Diario


hweb23.png