• HECHOS

En Toledo le cortaron la luz a un Club donde vive una boxeadora con su familia


A un club de boxeo de Toledo que busca sacar a los chicos de la calle y las adicciones, la Municipalidad le cortó la luz

Allí duerme en un baño la joven promesa de boxeo Dayana "Indiecita" Loyola junto a su hijo y su padre (entrenador), entre ratas, murciélagos y sapos.

En plena pandemia y aislamiento social obligatorio, el municipio de Toledo le cortó la luz al gimnasio de los Loyola donde la Indiecita, vive y entrena.

Se trata de uno de los galpones del ferrocarril de esa localidad. Dayana Loyola, de 22 años, vive junto a su niño y su padre (Sergio Loyola) que también es su entrenador. La piba representa con creces a Toledo cada vez que se sube a un ring y cada triunfo se lo dedica a su pueblo. Hoy necesita que la acompañen.

"Tengo un menor a cargo y hace como 7 meses que estamos viviendo en el gym, al principio no teníamos nada, dormíamos en el piso, ahora tengo unas camas y la gente me ayuda con lo que puede; yo no pido nada, sólo que me conecten la luz, es injusto porque al salón lo uso para hacer mi disciplina deportiva y solo para dormir".

La "Indiecita" con mucho sacrificio no deja de entrenar diariamente. En marzo los intimaron a abandonar el lugar por "refacciones", días después se declaró la pandemia y el aislamiento social. Hoy le cortaron la luz. Dayana entrena pero no puede pelear hasta que no estén las condiciones dadas, sin peleas no hay bolsas y menos ingresos.

"Bueno, que decir  en este momento acá estamos con mi papá y mi hijo luchando el día a día. Me siento tan triste porque me cortaron los brazos cuando todo esto del covid-19 empezó yo ya estaba por tomar vuelo, pero no importa porque no he perdido el tiempo en nada: acá estoy al pie del cañon, todavía estamos alojados en el Salón del Ferrocarril (Toledo), donde la gente de mi pueblo sabe bien (y) hasta las autoridades saben que estamos viviendo ahí; pero esto no hace una semana o dos, hace 7 meses que estamos ahí para que vengan y nos saquen el medidor y nos dejen sin luz. Es una falta de respeto que hagan esto en medio de una pandemia que nadie sabe cuándo va a terminar. Nos dejaron en la oscuridad con las ratas, los murciélagos (yo fui personalmente a pedir al municipio veneno para estos bichos y nada me dieron (al contrario) vuelta la cara (nos dieron),  pero yo no me olvido que he sido una Boxeadora Amateur y he salido a representar a mi pueblo a todos lados y ahora Toledo cuenta con una boxeadora profesional que el día que esto acabe vamos a triunfar y dejar bien nombrado a mi Toledo, mi pueblo.

Fuente: Periodismo Regional (Georgina Moreno)