• HECHOS

Detuvieron otra vez al presidente de la Juventud Radical de Santa María en una fiesta clandestina



La Policía de Córdoba desbarató este sábado por la noche una fiesta clandestina en una vivienda de la ciudad de Alta Gracia, donde decenas de personas violaban el aislamiento social, preventivo y obligatorio establecido por la pandemia de coronavirus.

Los efectivos policiales hallaron a Gabriel Pinto escondido dentro de un ropero en el domicilio donde se desarrollaba el evento. Pinto es presidente de la Juventud Radical de Santa María y se hizo conocido por convertirse en uno de los primeros pacientes en donar plasma en Córdoba, tras recuperarse del Covid-19. Pinto encabezó una campaña de donación de plasma tras recuperarse del coronavirus.

El 22 de agosto pasado, Pinto protagonizó una situación similar en la que fue identificado mientras participaba en otro evento clandestino en el sótano de una vivienda. En aquella oportunidad, el joven abogado de 30 años dijo "estar arrepentido" de su accionar, reconoció que se trató de "un error", pero aseguró que "no era motivo suficiente para abandonar el radicalismo".

En julio pasado, el abogado dialogó con La Voz y dijo: “Estuve en Estados Unidos cerca de tres meses. Volví el 16 de marzo. Creo que me contagié en el avión o en el aeropuerto". En aquella oportunidad, sostuvo que querría "decirles a todas las personas que se recuperaron de la enfermedad que se acerquen a donar. Es muy importante que lo hagan ya que de esta manera se pueden salvar vidas y podemos cuidar a nuestros adultos mayores que son los que muchas veces transitan la enfermedad de una manera más complicada”, reflexionó.

Pinto interpretó que muchas personas que se contagiaron no se acercarían a donar sangre “por miedo, o para no quedar estigmatizadas por la sociedad. O por no querer revivir lo que ya pasaron”. Pero insistió con que “vale la pena y es muy sencillo y rápido”.

Según publicó Mi Valle, el presidente del circuito Alta Gracia dijo que aguardan la renuncia de Pinto "en las próximas horas".

Fuente: La Voz

hweb23.png