• HECHOS

Coronavirus: Nuevas medidas para garantizar el distanciamiento físico en el transporte urbano


El transporte público masivo es un foco de contagio potencial importante del Coronavirus y por ello es clave adoptar medidas tendientes a reducir las posibilidades de acercamiento físico entre las personas que viajan en colectivos o trolebuses.

Por tal motivo, la Municipalidad ordenó la reducción del uso de asientos para promover el distanciamiento en el transporte público.

El nuevo esquema de asientos habilitados en cada unidad determina una distancia prudente entre cada pasajero sentado en las unidades de Transporte Público de Pasajeros.

Asimismo, es importante destacar lo siguiente: El conductor de la unidad deberá encontrarse distante del pasaje. Las ventanillas del vehículo deberán estar abiertas durante todo el recorrido.

El uso del tapaboca es obligatorio para el chofer y los pasajeros. Queda expresamente prohibido que personas viajen paradas.

Estas medidas se mantendrán durante el plazo de vigencia de la emergencia sanitaria decretada por el Gobierno Nacional, recordado que es de vital importancia minimizar el contacto personal como medida preventiva para evitar contagios, sugiriendo así la posibilidad de usar autos particulares y no el transporte urbano.

Al respecto, se recuerda a la ciudadanía que desde el pasado 18 de marzo la Municipalidad dispuso la libre circulación de vehículos, permitiendo el estacionamiento libre y gratuito las 24 horas en sectores pertenecientes al servicio de Estacionamiento Medido Municipal.

De esta manera, los autos particulares pueden estacionar en los sectores donde el cordón está pintado de amarillo, no así en el rojo, manteniéndose las prohibiciones de estacionar sobre ingresos de cocheras, paradas de transporte público y espacios para emergencia.

El intendente Llaryora visitó la empresa Tamse y supervisó la disponibilidad de los asientos habilitados para respetar el distanciamiento físico entre los pasajeros.

Fuente: La Ranchada

hweb23.png