• Rodrigo Mariani

Coronavirus Italia. UN ANGEL PIRATA EN EL CENTRO DEL INFIERNO


La región de Lombardía, en el norte de Italia, se ha convertido en el epicentro mundial del coronavirus covid19. Sólo en esta región se registran a fines de marzo 1200 casos positivos nuevos cada día con más de 600 muertes diarias. Con esta concentración el porcentaje de mortalidad es superior al resto del mundo subiendo al 10% porque los servicios sanitarios públicos (si bien eficientes) se han saturado y el personal médico está extenuado. En este verdadero infierno los héroes son los médicos, enfermos y asistentes sanitarios que combaten incansablemente contra el virus una batalla con armas desiguales y poniendo en juego sus propias vidas.

Entre ellos se encuentra Nelson Cantarutti, un enfermero cordobés, que actualmente vive en la ciudad de Monza, a pocos kilómetros de Milán y desde fines de febrero está luchando en primera linea por salvar la vida de los infectados.

Nelson Cantarutti y sus compañeros italianos momentos antes de entrar a sala de terapia intensiva de Covid19

Con el cuchillo entre los dientes

Entre la comunidad de argentinos en Italia, Nelson Cantarutti es muy conocido y apreciado por su voluntad de ayudar a todos y además por su gran pasión: Belgrano de Córdoba. Fundador de la Filial Italia del Club Atlético Belgrano, reitera en cada entrevista que le realizan su pasión por la celeste. Cuando el conductor de la cadena latinoamericana NTN24 le preguntó si volvería a Argentina su respuesta fue rotunda: «sólo para ver jugar a Belgrano»

En la terapia intensiva, cada operador sanitario escribe su nombre en el traje para identificarse pues cubiertos de pies a cabeza, no se ven sus caras. Nelson dibuja el logo de Belgrano y ya todos sus compañeros italianos saben que se trata de él.


Dentro de la terapia intensiva del policlínico de Monza Nelson Cantarutti se identifica con el logo de Belgrano

Nelson ha sido contacto por diversos medios de comunicación argentinos y latinoamericanos para hablar de la grave situación en Italia y promover la prevención en otros países. Ha hablado entre otros con Cadena3, Canal 12 y Chiche Gelblung en Argentina, pero también con medios internacionales como NTN24. En ellos cuenta la angustiante lucha de cada día contra la muerte como lo demuestra en un meme publicado en su cuenta de instagram


La guerra silenciosa Pero más allá del humor que Cantarutti deposita en sus comentarios, recuerda siempre que la situación es crítica: «Nosotros estamos combatiendo esta guerra silenciosa contra el virus».

Nelson Cantarutti inicialmente trabajaba en terapia intensiva cardiocoronaria pero toda su unidad tuvo que ser transformada para recibir pacientes complicados de coronavirus. Sus hábitos de trabajo cambiaron radicalmente. «Antes teníamos turnos de ocho horas con las normales horas de descanso y días libres. Con la falta de personal y la emergencia coronavirus ahora trabajamos 12 horas de corrido dos días seguidos con uno de descanso» comenta el enfermero celeste.

Durante esas 12 horas no pueden comer, ir al baño o sacarse por ningún motivo mascarillas, anteojos o trajes protectivos porque los riesgos de contagio serían altísimos. Todo ese material viene eliminando al final de la jornada y no vuelve a utilizarse. Pero también su vida personal cambió rotundamente. Siendo una persona en alto riesgo de infección no puede tener contactos con sus seres queridos. A sus padres, quienes también viven en Monza, los saluda con toda la ternura filiar desde la ventana como se ve en un video posteado en su perfil facebook.


Los muertos no son un número, son seres humanos. Cantarutti arriesga todos los días su vida por el bien de los demás pero no se arrepiente de su elección. Cuando le preguntaron si no siente miedo o lo volvería a hacer responde «Esto es lo que yo elegí. Para seguir adelante y no pensar en los riesgos veo a los pacientes no cómo un número de una curva que crece sino como personas que tienen una vida y me cuentan sus historias»

- Cómo haces para enfrentar esta situación?, fue una de las preguntas del periodista latino de NTN24. “Trato de no pensar en todo esto, trato de pensar en el paciente que viene, cómo puedo hacer para ayudarlo, porque si me detengo a pensar en lo que vamos perdiendo no podría esta noche o mañana ir al trabajo” -Lo volverías a hacer?: “Seguro! Si bien es una situación complicada estoy haciendo lo que quiero hacer”



Más piratas en el frente Nelson no es el único cordobés en la sala de cuidados intensivos del coronavirus. También trabaja allí Luis Martínez otro pirata y miembro de la Filial Italia del Club Atlético Belgrano que diariamente dispone sus capacidades profesionales y su propia vida para el cuidado de los enfermos graves de Covid19.


Luis Martínez, otro de los cordobeses dedicados a salvar vidas en Lombardía

Para ellos y los demás argentinos involucrados en la lucha contra el coronavirus va la gratitud de la comunidad argentina en Italia y del pueblo italiano en general.


Nelson Cantarutti con Paulo Dybala en Dortmund en octubre del 2019 durante la pevia del amistosoa Alemania Argentina




1,115 vistas