• HECHOS

Cordón sanitario entre Villa María y Villa Nueva y nuevas camas críticas para el Pasteur



Entre hoy y el jueves se realizará un cordón sanitario restringido en el conglomerado Villa María-Villa Nueva, que se encuentra en circulación comunitaria de coronavirus, según indicaron sus funcionarios, mientras se trata de reforzar el sistema de atención con más camas en el Hospital Pasteur.

El intendente interino de Villa María, Pablo Rosso, anunció anoche el cordón sanitario para detectar casos, con testeos masivos, hisopados a personas de riesgo y otras acciones que permitan establecer un mayor parámetro de la situación.

Luego de prohibir las reuniones y aglomeraciones, en el conglomerado se espera cortar la circulación comunitaria que surge porque más de la mitad de las personas con casos activos en los últimos días no tiene un nexo epidemiológico.

Rosso sostuvo ayer que el estudio epidemiológico que comenzará mañana y se mantendrá el jueves apunta a determinar si en el conglomerado la circulación del virus es predominante.

En ese sentido, indicó que la tasa de duplicación de casos se ubica actualmente en 11,32 días, mientras que lo deseable es que se ubique por encima de 15 días.

En el informe brindado anoche, se confirmaron 22 nuevos casos positivos de COVID-19 en Villa María. De esta forma son 255 los casos activos, ya que 19 personas recibieron el alta médica.

No obstante, el total es de 643 casos positivos de coronavirus desde el 19 de julio, de los cuales 388 recibieron el alta.

En tanto, el municipio informó que son 662 las personas aisladas por ser contacto estrecho de los casos positivos.

Mientras, Villa Nueva reportó anoche 8 nuevos casos de coronavirus, aunque también informó sobre 6 altas médicas.

La ciudad contabiliza 55 casos activos de Covid-19, de los cuales 52 se encuentran guardando aislamiento domiciliario, mientras que tres personas se encuentran en internación.

La cantidad de contactos estrechos actualmente es de 183 personas.

Más camas

La buena noticia que dio Rosso anoche es que el Hospital Pasteur finalmente pondrá en disponibilidad las 13 camas críticas que envió en su momento la Nación, por una gestión del intendente en uso de licencia, Martín Gill, ahora secretario de Obras Públicas de la Nación.

El nosocomio regional contaba con 13 camas para COVID, por lo que ahora elevará la cifra a 26; no obstante, Rosso también afirmó que la Nación enviará otras 10 camas críticas la semana que viene, tras gestiones que acordó con la Provincia.

“También se llevará adelante el sostenimiento de las 28 camas comunes para tratamiento de COVID para que puedan ser ampliadas a 56, de ser necesario”, indicó el intendente interino.

Con esto, el Hospital podrá mejorar en disponibilidad para la atención de los pacientes por coronavirus, que cada vez son más, llegando de toda la región.

Fuente: El Diario

hweb23.png