• HECHOS

Empresa Israelí asegura que puede producir millones de dosis de vacuna del Covid-19




En declaraciones para Ynet (Israel), un gerente de la empresa Moderna, que lidera la carrera hacia la obtención de la vacuna contra el COVID-19, manifestó que la compañía mantiene un cauteloso optimismo, pero una vez que se sepan los resultados de la tercera y última prueba estarán listos para exportar al mundo cientos de millones de dosis.

La guerra mundial contra el coronavirus no se detiene, y de ella participan decenas de compañías en todo el mundo para desarrollar una vacuna contra la enfermedad. Si bien la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestra escepticismo sobre la búsqueda de una vacuna efectiva en los próximos meses, las empresas del rubro informan sobre avances muy significativos al respecto.

La empresa israelí  más destacada en esta carrera hacia la obtención de la vacuna es Moderna, que ha completado con éxito dos fases de prueba en humanos y pronto entrará en la tercera y última fase. En una entrevista concedida a Ynet, Ray Jordan, director de asuntos exteriores de la compañía, abordó el asunto de la vacuna. 

Ray Jordan, director de asuntos exteriores de Moderna, fue entrevistado por Ynet.


¿En qué etapa del trabajo se encuentran? ¿Acaso los resultados predicen la llegada de la vacuna?

–Nuestra vacuna contra el COVID-19 se encuentra en la fase dos de tres ensayos clínicos. La primera prueba en humanos se realizó a mediados de marzo, y ahora estamos esperando los resultados completos. La tercera etapa, la más grande de todas, incluirá a 30.000 participantes en varios sitios. Todavía estamos esperando resultados más completos, pero por lo que vimos en la primera fase los datos son muy prometedores. Además, hay resultados positivos en las pruebas en animales que ocurrieron en las primeras etapas del desarrollo de la vacuna. Mantenemos un optimismo cauteloso.


¿Cuándo se distribuirían masivamente las dosis de la vacuna?

–Debido a la urgencia por la pandemia comenzamos la producción en masa aun antes de obtener los resultados de los ensayos clínicos. Estábamos listos para asumir el riesgo financiero y empezamos a producir los materiales para la distribución de la vacuna, de modo que una vez que la seguridad y la eficacia de la vacuna sean aprobadas, podremos comenzar a producir de inmediato cientos de millones de dosis. Esperamos que las dosis estén listas muy pronto, después de la aprobación.


¿Cuántas dosis ha solicitado Israel hasta el momento?

–El acuerdo con Israel se anunció, pero no tengo un desglose exacto de cuántas vacunas se compraron en virtud del acuerdo. Sin embargo, la mayoría de los mercados en la mayor parte de los países, incluido Israel, han firmado contratos con varios proveedores de vacunas al mismo tiempo, principalmente porque en esta etapa nadie sabe qué vacunas funcionarán, en qué poblaciones y a qué nivel. Nos alegra que varios proveedores estén trabajando en las vacunas y esperamos múltiples pedidos de varias compañías.

Gates se propone invertir miles de millones de dólares en la producción y distribución de una vacuna. 

En esta etapa, la vacuna está siendo probada en adultos mayores, en especial la población de mayor riesgo, mayores de 71 años.


¿La vacuna sería adecuada para todos?

–Actualmente estamos probando la vacuna en poblaciones de adultos mayores de 18 años. En etapas más avanzadas, podremos realizar ensayos adicionales en personas más jóvenes. Además, examinamos por separado a las poblaciones de más edad, de 55 a 70 años, y mayores, de 71 años en adelante. Estas pruebas tienen como objetivo evaluar la efectividad de la vacuna en la población de edad más avanzada, ya que es una población de muy alto riesgo.


¿Se hallaron efectos secundarios en la vacuna?

–Sí. Y es por eso que los experimentos iniciales en humanos se realizaron en un pequeño grupo de personas. Los efectos secundarios se controlan cuidadosamente durante los ensayos, y sólo después de examinar bien dichos efectos se puede pasar a una fase en la que se prueben diversas dosis de la vacuna en más voluntarios. En la primera fase hubo tres dosis diferentes de la vacuna, y descubrimos que los efectos secundarios ocurren cuando se recibe una dosis alta de una sustancia. Más tarde descubrimos que no se requiere una dosis alta y que una baja otorga resultados positivos. En cualquier caso, los efectos secundarios continuarán siendo monitoreados durante todo el ensayo.



Fuente: Ynet Israel

hweb23.png