• HECHOS

Buscan reactivar la venta de motos


Por la gran caída en la venta de motos como consecuencia de la pandemia de coronavirus, se están buscando e implementando formas para reactivarla. Por eso, la expectativa está puesta en programas de compras financiadas con la posibilidad de sumar a las 12 y 18 cuotas, un plan mejor con el respaldo del Gobierno.

El actual plan 12 y 18 promocionado por el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación es el punto de partida en la reanudación de las actividades que lentamente se está observando en distintos puntos del país. La buena noticia es que desde el sector adelantaron que se está analizando una financiación que apunte a prorratear hasta en 36 cuotas la compra de motos con precios inferiores a los 150 mil pesos.

Así lo indicó Lino Stefanuto, presidente de la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam), en virtud de las charlas que los productores y concesionarios de motos han tenido recientemente con el secretario de Industria, Ariel Schale, y en lo que vislumbra como la perspectiva de reactivación más concreta en un año que prevé un nivel de ventas “con números similares a los que hubo en 2002”.

“Estamos dialogando con el secretario de Industria en el afán de encontrar un plan de fuerte reactivación, con el apoyo y la promoción del Gobierno, para que las motos con precios inferiores a los 150 mil pesos puedan contar con este incentivo de la compra en hasta tres años de financiación, con una tasa baja que permita no llevar la cuota mensual a más de cinco mil pesos”, expuso el empresario.

El programa que está en análisis apunta a las gamas de menor cilindrada, los modelos de 110, 125 y 150 centímetros cúbicos, “que representan el 60 por ciento del mercado”, afirmó Stefanuto.

La producción ya está en marcha en todas las fábricas del país, al haberse sumado desde la semana pasada las industrias de la provincia de Buenos Aires. En el sector aguardan por una flexibilización en el Conurbano bonaerense, ya que allí se concentra un tercio del total de ventas de todo el país.

Los fabricantes recibieron el auxilio oficial con el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) del gobierno nacional, que les permitió cubrir “un 40 por ciento de la masa salarial” de un sector que emplea a unas diez mil personas. 

“El otro 60 por ciento hubo que afrontarlo con créditos con tasas del 24 por ciento anual, y algunas empresas sacrificando stock”, aclaró Stefanuto.

En abril de 2020, el primer mes afectado por completo por el aislamiento preventivo, se vendieron 4.385 autos y 4.335 motos. Por el cierre total de la actividad, tampoco hubo producción.

En los cuatro primeros meses de 2020, se patentaron 71.720 unidades, lo que significa una caída del 47,7 por ciento respecto del primer cuatrimestre de 2019.

Cabe aclarar que el sector venía de dos años consecutivos de retracción. En 2017 se llegó a una cifra de 688.966, sólo superada en la década pasada por las 750.000 de 2013; en 2018, en tanto, ya se bajó a 554.778. Y en 2019 el derrumbe llevó al mercado a 302.671 matriculaciones.

Fuente: Infobae

10 vistas0 comentarios
hweb23.png