• HECHOS

Por estafa, detienen a un expolicía


En Luque, intentó cambiar dos cheques robados. Fue dado de baja en marzo último.

Un joven policía de 31 años que en marzo último había sido dado de baja por incapacidad física y psíquica fue detenido luego de que intentó cobrar dos cheques que habían sido robados días antes. Según trascendió de fuentes policiales, ya que no hubo ningún comunicado oficial al respecto, todo ocurrió el jueves último a la mañana, cuando el sospechoso llegó hasta una financiera ubicada en calle Belgrano, en el centro de la localidad de Luque, en el departamento Río Segundo. Al ser atendido, el joven extrajo dos cheques que pretendía cambiar por dinero en efectivo. Uno era por 38 mi pesos y el otro, por 36 mil pesos. Sin embargo, algo no le cerró al encargado, que advirtió que el comportamiento del supuesto cliente distaba de ser “normal”. Ante esto, llamó a la Policía, que pronto llegó al lugar y entrevistó al joven, quien aportó su nombre y apellido y dijo ser personal policial. Entonces se abrieron dos averiguaciones en paralelo. Por un lado, se chequeó la procedencia de los cheques, mientras que al mismo tiempo los agentes comenzaron a averiguar si el sospechoso efectivamente era personal policial. Primero, se logró ubicar al propietario de los cheques, quien dijo que días atrás había denunciado la sustracción de cuatro cheques, entre los que estaban los dos que ahora el joven había pretendido cobrar en esa financiera. Ante esto, desde la Fiscalía de Río Segundo se ordenó su detención por el delito de “estafa en grado de tentativa”. Policía desde 2012 En tanto, desde Medicina Laboral de la Policía de Córdoba se confirmó que el sospechoso efectivamente había sido policía y que el 8 de marzo último había sido dado de baja por incapacidad física y psíquica (por esto último, su identidad se mantiene en reserva en esta nota). Y se agregó que desde 2015 había quedado en tareas no operativas dentro de la fuerza. Había egresado en la promoción de 2012. El joven fue trasladado a la comisaría de Luque, donde quedó alojado sólo durante algunas horas, ya que ayer se ordenó que quedara liberado, según apuntaron fuentes policiales. Si bien continúa imputado, se presume que los cheques no los robó él. La investigación recién comienza. 

Fuente: La Voz


1,506 vistas
hweb23.png