• Revista HECHOS

Cierre de Listas: Accastello se bajó por Gill


Deslizó que podría imponerse en la ciudad y vencer a Unión por Córdoba, pero no es su voluntad ir contra el actual Intendente Gill

“Fui diputado y es un honor, pero en esta etapa me gusta más estar en la gestión y en la transformación. Cumplí una tarea. Y no quería ser yo quien propine una derrota, cuando en realidad es el intendente Martín Gill quien conduce el departamento (General San Martín). En eso soy coherente”. Con estas frases hilvanadas, Eduardo Accastello confirmó que no será candidato a diputado por la alianza Córdoba Ciudadana. Al mismo tiempo ensayó críticas al Gobierno provincial y arriesgó algunas cifras de sondeos preliminares que le acercaron quienes lo propusieron para encabezar la lista de postulantes a una banca por Córdoba en la Cámara de Diputados. “Les agradecí a los intendentes y a las organizaciones que mostraron su apoyo, en particular al intendente de Dalmacio, porque integra un grupo incondicional; me trajeron las encuestas que nos dan casi un 11% en la provincia y un 33% en Villa María, por sobre el 26% de Baldassi (Cambiemos) y 17% de Llaryora (Unión por Córdoba), pero hoy no es mi voluntad ser candidato, aun sabiendo que esos números me convertirían en diputado”, narró el exintendente de Villa María. La decisión El anuncio se produjo 48 horas antes de que venzan los plazos para la presentación de las listas y justo el día después de que la actual pareja de Accastello, la concejala Verónica Navarro Alegre, votara en contra de su bloque oficialista (Villa María para la Victoria) acompañando a la minoría (Juntos por Villa María) para incorporar al Orden del Día y tratamiento sobre tablas un proyecto (de la oposición) para reducir la alícuota municipal en la tarifa de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC). Al respecto, Accastello aseguró que “no tuvo que ver con la decisión” y que “Verónica no voto en contra de ningún bloque, sino a favor de la gente”, y expuso: “Comparto la posición de Juntos por Villa María”. “Después de reuniones con comerciantes, empresarios, vecinos, lo mínimo que hay que hacer es lo que hizo el intendente hace unos meses, como bajar las tasas. Creo que ahí marca el rumbo”, amplió. Y sostuvo que sobre el tema de las tarifas “aparecen dos problemas: por un lado, las desigualdades cada vez mayores y por el otro, que los ciudadanos cada vez son más invisibles. Tenés el problema de que no podés pagar y encima te mandan a llamar a un 0800”. En esa línea, explicó que “hay que tener en claro que el municipio no puede solucionar todos los problemas”, y apuntó: “No comparto que el Gobierno provincial aparezca haciendo diagnósticos, cuando debe plantear a Nación respuestas. Por eso hay que leer el mensaje de ayer de Verónica (Navarro). Se están cerrando comercios en Villa María y la gente no da más”. Los factores A la hora de develar factores que pudieron incidir en la decisión, descartando ya el voto de Navarro, como la visita a la Casa Rosada o las denuncias ante la Justicia Ordinaria en su contra, una de ellas por presunto enriquecimiento ilícito, disparó que “tendría que ser al revés”, y refirió las propuestas para una reforma (ver recuadro). “La elección que viene no será donde los nombres propios tendrán peso. Serán los proyectos los que garanticen los porcentajes”, contó que dijo a los intendentes que lo impulsaron. Por último, advirtió que “se debe estar atento a los tiempos difíciles que se vienen después de octubre”. El apoderado Daniel Torres (foto)

“Hemos tomado una decisión: Eduardo Accastello no será candidato”, anunció Daniel Torres, apoderado general de Córdoba Ciudadana (ex-Frente para la Victoria) e intendente de Dalmacio Vélez. El apoderado se comunicó con la Redacción de EL DIARIO en la mañana de ayer, apenas concluida una reunión con Accastello en un café de la ciudad, en la esquina de Santa Fe y Chile. Detalló que el exmandatario villamariense fue quien definió no presentarse. Y reiteró que “era el candidato de quienes integramos el Foro de Intendentes Néstor Kirchner. Y a pesar de que le trajimos las encuestas que demuestran que esos porcentajes (traducidos a las urnas) lo convertirían en diputado, prefiere no ser candidato”. Modelo villamariense “Lo agradeció (Accastello), pero marcó que no acepta hacer frente a esta situación, que se presenta en Villa María y que afronta, porque es seguro que no se va a hacer cargo de atacar o destruir un modelo que creó, porque es el creador de este modelo villamariense”, esgrimió Torres, el día después de que la pareja de Accastello alzara la mano en disidencia a sus pares oficialistas. “Seguimos en la construcción de este espacio y ahora de lleno en las listas, porque quedan pocas horas…”, dijo Torres y reiteró lo expuesto días atrás de que el candidato puede ser Pablo Carro, secretario general de la Asociación de Docentes e Investigadores Universitarios de Córdoba (ADIUC) en la Universidad Nacional de Córdoba y profesor en la Facultad de Comunicación de esa casa de altos estudios. La semana pasada, vale recordar, Accastello fue visto junto al exdiputado riocuartense Humberto Roggero en la Casa Rosada. La difusión de esa visita fue calificada por el intendente Torres como “una operación política a través de algunos medios de comunicación”, a la vez que confirmó una reunión con el gobernador de San Luis, Adolfo Rodríguez Saá, quien integra a nivel nacional el frente Unidad Ciudadana. Ayer, Accastello confió que saludó al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y luego mantuvo un encuentro con el secretario de Asuntos Políticos de Interior, Adrián Pérez, para empezar a analizar y trabajar en proyectos sobre la reforma política que impulsaría el Gobierno nacional después de las elecciones de octubre. En ese marco, dijo, plantearon “volver al Colegio Electoral, porque el acuerdo Menem-Alfonsín fue gravoso para las provincias, porque Buenos Aires o Capital Federal definen acuerdo de por medio quién será gobierno”. “No es un tema menor y tiene real determinación en la gente. También manifestó que la reforma debería contemplar extender “el mandato del presidente a seis años y que no sea reelegible y las legislativas cada tres años, para que no sea un año de gestión y uno de campaña, otro año de gestión y otro de campaña electoral”. Por último, Accastello expresó que agradeció “el gesto de que me hayan convocado por obtener un 18% como candidato a gobernador… (en 2015)”.

La respuesta de Gill

El intendente Martín Gill declaró ayer que su antecesor en el cargo, Eduardo Accastello, “podía tomar la decisión que considerase” y remarcó que en esto “no hay análisis personales”, al ser consultado por EL DIARIO sobre la determinación del exmandatario de no participar de las elecciones legislativas, algo que definió, según dijo, para no ir contra Gill. “Eduardo siempre ha sido un hombre del justicialismo y hoy el justicialismo tiene una estrategia en Córdoba. Entendía que iba a moverse dentro de ese espacio, esa estructura y ese proyecto”, expresó el actual jefe del Ejecutivo. De todas maneras, y más allá de la repercusión que tuvo la decisión del exintendente, Gill recalcó que su agenda es la de la gestión, la que “realmente nos insume mucho tiempo y decisión”. “Esa es la agenda que le interesa a la gente. El resto son elementos que muchas veces forman parte de una agenda alejada de la necesidad que tiene la ciudadanía. Me parece que esa cuestión es la que tenemos que abordar”, advirtió.


11 vistas