• Revista HECHOS

¿Se logrará el acuerdo?


El Gobierno provincial hizo una propuesta y los intendentes de Cambiemos pidieron 48 horas para analizarla. Para intentar llegar a un arreglo, la Provincia aumentó su oferta en 30 millones de pesos.

La pulseada entre el Gobierno provincial y los intendentes opositores por fondos coparticipables tendrá una tregua de 48 horas. Aunque ambas partes admitieron luego de la reunión de ayer que el diálogo está encaminado y el jueves próximo se podría firmar el acuerdo para cerrar esta disputa institucional que lleva dos meses.

A través del ministro de Gobierno y Seguridad, Carlos Massei, la Provincia elevó de 230 a 260 millones de pesos la propuesta inicial a los intendentes.

El foro de Cambiemos que aglutina a radicales, macristas, juecistas y vecinalistas pidió 48 horas de plazo para analizar las propuestas, y el próximo jueves habrá un nuevo encuentro de la Mesa Provincia-Municipios para tratar de terminar la controversia.

La semana pasada, el ministro Massei llegó a un acuerdo de palabra con los intendentes macristas y vecinalistas, que consistía en que la Provincia aportaría 230 millones de pesos en diciembre para aliviar las finanzas de los municipios.

Enterados de esta estrategia del Gobierno provincial, antes del encuentro con Massei, hubo una reunión de los jefes comunales de Cambiemos para buscar una postura común.

Según Javier Monte, tesorero del foro de intendentes radicales, “no hay posibilidades” de que se quiebre la alianza de referentes opositores.

De todos modos, en el Gobierno están convencidos de que si el grupo de radicales que lidera el capitalino Ramón Mestre decide no firmar, el oficialismo provincial avanzará en acordar con el resto de los municipios.

“El diálogo está abierto y la Provincia está haciendo un esfuerzo por llegar a un acuerdo. Esperemos que podamos cerrarlo el próximo jueves”, manifestó el ministro Massei.

Los funcionarios provinciales entregaron un borrador del posible acuerdo, que consta de siete puntos.

Tal vez el más controvertido sea el último apartado, que indica que en caso de firmar el acuerdo, los intendentes quedarán inhabilitados para hacer reclamos judiciales en contra de la Provincia.

De todos modos, según la lectura de los referentes radicales, este punto no impediría que en el futuro se puedan hacer reclamos ante los Tribunales por fondos coparticipables.

Los intendentes radicales aguardarán el regreso de Mestre desde Roma para decidir la postura que llevarán el jueves a la nueva reunión de la Mesa Provincia-Municipios.

El objetivo es contener a todos los integrantes de Cambiemos, aunque en el Centro Cívico creen tener un acuerdo de palabra con los intendentes macristas, liderados por Gabriel Frizza (Jesús María), y con los vecinalistas que encabeza Esteban Avilés (Villa Carlos Paz).

En el Gobierno provincial confían en que las urgencias financieras de muchos municipios, de cara a fin de año –cuando haya que pagar sueldos, medio aguinaldo y posiblemente un bono a los municipales–, incidirán para llegar a un arreglo.

De allí que ayer Massei ofreciera 30 millones más para convencer a los intendentes díscolos.

El funcionario dejó claro que esa era la última propuesta y que no negociará nuevos desembolsos.


11 vistas