• HECHOS

El campo quiere que el Gobierno apriete a los supermercados por el precio de la leche


Buscan que resignen $1,50 por litro y lo destinen a los tamberos mediante un fideicomiso. Buryaile presentará la propuesta. "No me van a dar bola". Palabras más, palabras menos, fue lo que dijo el subsecretario de Lechería del Ministerio de Agroindustria, Alejandro Sammartino, a los directivos de las cuatro entidades rurales en una reunión que mantuvieron en las últimas horas.

En ese encuentro se buscó una solución definitiva a la crisis que atraviesan los productores de leche, que actualmente cobran alrededor de 4 pesos por litro, mientras el valor del producto en góndola se ubica entre 18 y 21 pesos dependiendo de la marca.

En rigor, los dirigentes del campo quieren que el Gobierno presione a los supermercadistas para que resignen $ 1,50 por litro de su margen de ganancia y lo destinen a los tamberos para que éstos alcancen un precio final de $ 5,50.

Según pudo averiguar La Política Online con diversas fuentes del sector, la idea es que las industrias lácteas retengan esos $ 1,50 proveniente de los supermercados y se conforme de esta manera un fideicomiso destinado a los productores.

El problema de esta propuesta es que, como todo fideicomiso, se basa principalmente en la confianza entre los actores que lo conforman, algo que en los últimos años se deterioró notablemente entre los distintos eslabones de la industria láctea.

Tal es el grado de desconfianza que los que tomaron las riendas de las negociaciones con el Gobierno por el precio de la leche son las entidades, aislando a las asociaciones de productores como APL, que reclamaba que los fondos salgan del Estado.

Es que la relación entre las asociaciones y cámaras lecheras con el macrismo quedó muy dañada luego de que, a principios de julio, se levantaran de una reunión en el Ministerio de Agroindustria ante la falta de respuestas a sus reclamos.

Como sea, la propuesta para que los supermercados resignen margen de ganancia en el precio de la leche que presentaron las cuatro entidades (Sociedad Rural, CRA, Federación Agraria y Coninagro) ya fue presentada al propio Ricardo Buryaile.

El ministro tiene previsto una reunión en las próximas horas con los representantes de las principales cadenas de supermercados. El tema es que, dicha reunión debía realizarse la semana pasada, pero los empresarios adujeron "problemas de agenda".

"Los supermercados tienen que cambiar sus agendas. Siempre tienen problemas para sentarse a discutir temas que no les convienen", apuntó a LPO Horacio Salaverri, presidente de Carbap. "Con estos precios, no podemos seguir produciendo", agregó.

Así las cosas, en el sector lechero dudan que Buryaile pueda tener éxito en su misión de convencer a los supermercadistas para que aporten $ 1,50 por litro a un fideicomiso y así mejorar la situación de quebranto que atraviesan los tamberos.

De todas maneras, algunos se aferran a la cintura política del ministro para solucionar la problemática dado que la opción de denunciar maniobras de cartelización de los supermercados en Defensa de la Competencia quedó probado que no funciona.

"La solución hay que encontrarla dentro de la cadena porque Defensa de la Competencia en este país no sirve. Los productores cobran menos de una cuarta parte del precio final, mientras otros eslabones reciben un porcentaje mucho mayor", se quejaba un importante dirigente en La Rural en una charla que compartió con este medio.


4 vistas
hweb23.png