• Revista HECHOS

Se promulgó el pago de juicios a los jubilados y el blanqueo


El Gobierno nacional oficializó hoy la ley ómnibus que establece el pago de los juicios a los jubilados y el blanqueo de capitales, un mes después de su sanción en el Congreso –fue votada por amplia mayoría tanto en Diputados como en el Senado–. No sólo se establece el fin de los juicios de los jubilados contra el Estado -comenzarían a pagarse a partir de septiembre- y el "sinceramiento fiscal", sino que además la devolución del 15% de la coparticipación que la Casa Rosada le retenía a las provincias para financiar la Anses. Con la ley de pago a los jubilados se beneficiaría a 2,4 millones de jubilados, entre quienes tienen sentencia judicial firme, aquellos que iniciaron juicios aún en trámite y los que nunca demandaron. La norma también crea una pensión graciable a la vejez para mayores de 65 años, equivalente al 80% de la jubilación mínima, con cobertura del PAMI incluida. Según detalla, los acuerdos entre el Estado y los jubilados podrán celebrarse "en los casos en que hubiera juicio iniciado, con o sin sentencia firme, y también en los que no hubiera juicio iniciado", a la vez que establece que los convenios "deberán ser homologados judicialmente, para lo cual se prescindirá de la citación de las partes". Otro de los puntos importantes de la norma es la creación del Consejo de Sustentabilidad Previsional, "que tendrá a su cargo la elaboración de un proyecto de ley que contenga un nuevo régimen previsional, universal, integral, solidario, público, sustentable y de reparto". Para financiar los pagos a los jubilados, el Gobierno ahora dispondrá del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses, cuyas acciones podrá vender. El blanqueo El Gobierno apuesta a que la fuente principal de financiamiento sea lo recaudado por el plan de blanqueo de capitales, que tendrá vigencia hasta el último día de marzo de 2017. Según las previsiones, el Poder Ejecutivo espera captar con el "sinceramiento fiscal" unos US$ 20.000 millones.


1 vista