• HECHOS

El Senado sancionó la ley de Pymes y Las Varillas será beneficiada


La ley de promoción para las Pymes y de beneficios a las autopartes fueron sancionadas por unanimidad en el Senado y es una buena noticia para los fabricantes de maquinaria agrícola de Las Varillas.

La ley pymes fue reclamada por Sergio Massa y el peronismo en marzo, pero Mauricio Macri recién consideró cuando los sindicalistas salieron a las calles a reclamar por los despidos. El presidente envió un proyecto a Diputados y se aprobó con reformas.

A la recorrida se sumará al diputado y dirigente de Smata Oscar Romero, jefe del bloque del bloque Justicialista, de Diego Bossio, toda una muestra de unidad del peronismo, en su nueva etapa, ya alejado del kirchnerismo.

Como en Diputados, los senadores K apoyaron los proyectos general pero volvieron a ver la negociación de afuera, cuando exigieron cambios en particular y nadie los escuchó.

“Nos hubiera gustado que se hubiera discutido más”, se lamentó la mendocina Anabel Fernández Sagasti, de La Cámpora.

Como ayer en la Comisión, Sagasti debió aceptar que el tándem Massa-Bossio ya coordina la agenda con los gobernadores, jefes del grueso de los senadores.

El nuevo escenario, que apunta a animar el segundo semestre parlamentario, había quedado traslucido un rato antes cuando Pichetto impuso una declaración contra el tarifazo de gas y anticipó un proyecto de ley para prohibirlos.

El diputado Héctor Recalde no tuvo la misma suerte: ayer sondeó a Massa y Bossio para hacer una sesión especial esta tarde, pero le recordaron que el kirchnerismo no está en sus planes.

El Gobierno trató de anticiparse al acto peronista de mañana y ni bien las leyes fueron sancionadas mandó sus comunicados.

“Es un momento muy importante en nuestra agenda de cuidado y fomento a las PyMEs, que son el 99% de la fuerza productiva del país y queremos que puedan concentrarse en lo que mejor saben hacer, que es producir y generar empleo”, señaló el secretario de Emprendedores y PyMEs, Mariano Mayer.

También habló la subsecretaria de PyMEs, Carolina Castro, oriunda de la UIA joven y una de las artífices de este proyecto, mucho más que su ministro Francisco Cabrera, ausente del debate.

“El trabajo realizado junto a todos los sectores en la elaboración de una ley de alivio fiscal, simplificación administrativa y más crédito para nuestras PyMEs”, celebró Castro.

Como parte de la negociación, el peronismo consiguió que además de la promoción a las pymes y a las autopartes, se aprobara un beneficio a los productores argentinos de maquinarias agrícolas, presentado por el santafesino Omar Perotti.

La ley que crea el nuevo Régimen de Fomento de Inversiones para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, implica la implementación de un sistema de asistencia e incentivos para ese tipo de empresas con el objetivo de crear nuevos puestos de trabajo.

La ley para Pymes, surgida un incremento de los aportes del Estado en concepto de REPRO (compensación de salarios para empresas en crisis), prevé beneficios para economías regionales, aumenta del 8 al 10 por ciento el porcentaje a desgravar del impuesto a las ganancias y elimina el impuesto a la ganancia presunta, entre otras cuestiones.

Al inicio del debate, que también fue conjunto de los tres proyectos, el presidente de la comisión de Economías Regionales, Economía Social, Micro, Pequeña y Mediana Empresa, Roberto Basualdo -cada vez más alineado con el oficialismo-, defendió la propuesta que incluye beneficios impositivos para las pymes al apuntar que con este tipo de iniciativas se incentiva "crear nuevas fuentes de trabajo".

"La mejor ley antidespidos es ésta que estamos aprobando", se entusiasmó el sanjuanino y apuntó que la normativa referida a Pymes "es un proyecto para producir y para combatir la inflación".

Su par de la comisión de Industria y Comercio, el dasnevista Alfredo Luenzo, cercano a Massa, destacó que por medio de las normas propuestas se busca "fortalecer el trabajo nacional y la industria argentina", ya que abren las puertas a "un importante incremento de los puestos de trabajo en ambos sectores".

El proyecto de "Desarrollo y Fortalecimiento del Autopartismo", negociado por el diputado Romero con las segundas líneas del Ministerio de Producción, establece el reintegro de lo que una terminal automotriz invierta en la compra de autopartes nacionales, mediante un bono que servirá para cancelar cualquier impuesto nacional.

Además, fija una tabla por la cual el reintegro parte del 4 por ciento (si el vehículo tiene el 20 por ciento de partes nacionales), llega al 10 por ciento (si el componente argentino alcanza al 30 por ciento) y asciende al 15 por ciento (cuando las piezas locales llegan al 40 por ciento).

Contempla a los fabricantes de automóviles, vehículos comerciales livianos, camiones y ómnibus, hace lo propio con los de maquinaria agrícola, tema que fue sumado en el debate en la Cámara Baja.

Además, la norma permite la adhesión de las provincias (por lo cual los referidos bonos se podrán utilizar para cancelar impuestos provinciales), establece un "Contenido Mínimo Nacional" del orden del 30 por ciento para los productos de las automotrices, sujeto a control del Estado.


8 vistas
hweb23.png