• Revista HECHOS

El gobierno retrocede y fija un tope del 400% de aumento en la factura de gas, retroactivo a abril


Tras el fallo judicial de la Cámara Federal de La Plata que dejó sin efecto las dos resoluciones ministeriales que dispararon el tarifazo del gas, el presidente Macri se reunió con el ministro de Energía, Juan José Aranguren y el ministro de Justicia, Germán Garavano, para encontrarle una salida al pantano en el que ingresó un paso clave del programa de ordenamiento macroeconómico.

En una conferencia de prensa encabezada en la Casa Rosada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se anunció entonces que se decidió poner un tope de aumento del 400% a la totalidad de la factura, quitando los índices que disparaban el precio muy por encima de ese porcentaje cuando se combinaba con ciertos niveles de consumo considerados elevados.

A partir de ahora, el tope será para el monto total facturado específicamente para los usuarios domiciliarios, explicó Aranguren. Y será retroactivo al 1° de abril, fecha en la que entró a regir el aumento de tarifas del del gas.

El ministro Aranguren incluso afirmó que la gente no debe pagar las boletas con el tarifazo y debe esperar que les lleguen nuevas facturas con la tarifa recalculada. Dijo que los que ya pagaron recibirán en la próxima el reintegro de la diferencia aportada.

“El usuario tiene que esperar a que se refacturen los bimestres, desde el 1° abril a la fecha y aquel que pagó va tener que esperar recibir una nota de crédito”, explicó Aranguren.

Y agregó que “el aumento no va a ser del 400 por ciento sino que el tope va a ser de ese porcentaje. Cada bimestre va a ser exactamente igual al bimestre del año anterior más el 400 por ciento como tope en el caso de los usuarios residenciales”, aclaró.

El gobierno anunció además que mañana presentará un recurso extraordinario ante la Cámara Federal de La Plata, que suspendió el tarifazo, para que intervenga la Corte Suprema. Peña dijo que desde mañana mismo una vez que se presente ese recurso el fallo de la Cámara queda "sin efecto" hasta que el máximo tribunal resuelva.

Esto sin embargo no es completamente cierto. La Cámara puede negar el recurso, o aceptarlo pero con efecto devolutivo, es decir que hasta que resuelva la Corte mantiene su vigencia.

De hecho, este martes la Corte tendrá una mañana de furia, porque deberá estudiar dos per saltum en base a una normativa que fue modificada -¿o derogada?-, mientras analiza el nuevo cuadro tarifario que debería publicarse mañana en el Boletín Oficial y espera a ver que hace la Cámara Federal de La Plata, ante el recurso extraordinario que anunció Peña que presentarán.

Otro dato importante es que esta tope, según aclaró Peña sólo rige para este año tomado por el Gobierno como de "transición" hasta que haya un reordenamiento macro de los subdidios a la energía, que explican casi un tercio del déficit de siete puntos del PBI que tiene la Argentina. "Seguir con este nivel de subsidios es seguir con la inflación", puntualizó el jefe de Gabinete.

Aranguren anunció que en Octubre finalmente se convocarán las audiencias públicas que fija la ley, un paso que el Gobierno intentó evitarse y que ahora bajo presión judicial, aceptó dar.

Esta decisión tiene que ver con el plazo excepcional de un año que fijó Peña para el tope del 400% de aumento por factura. El ministro de Energía anunció que la revisión tarifaria integral -que viene reclamando el sector- se anticipará para el último trimestre del año y este paso exige si o si las audiencias públicas.

De ese proceso fijado por ley, que hace más de una década no se realiza, surgirá el valor definitivo del gas y es posible que implique un aumento mayor que el que se anunció esta tarde.

Sin embargo, todo este nuevo diseño, que implica el tercer retroceso desde que se lanzó el tarifazo -el primero fue la tarifa social y el segundo el primer "tope" del 400 por ciento-, queda supeditado a la decisión final que tome la Corte Suprema, cuando se aboque al fondo del asunto.

El costo fiscal de las medidas anunciadas hoy por el gobierno en materia de topes para las facturas bimestrales de gas natural por redes fue calculado por el Ministerio de Energía en 11.800 millones de pesos, informó el titular de la cartera, Juan José Aranguren.

Ello como consecuencia de la decisión de cobrar, este año, un máximo de 400 por ciento de lo facturado en el mismo bimestre del año pasado para la categoría residencial y de 500 por ciento para pymes comerciales e industriales, aún cuando este año los respectivos consumos hayan sido superiores a los de 2015.

Al respecto, Aranguren remarcó esta noche que "no dimos marcha atrás (con la política tarifaria) sino que hemos puesto un tope de aumento para este año" y aclaró que "el gobierno administra la política tarifaria y decidirá el criterio a seguir en 2017".


2 vistas